La Generalitat espera que la UE obligue al Estado a flexibilizar el objetivo de déficit


CiU y ERC trabajan ya como un solo ente institucional en muchos aspectos. Perfectamente coordinados, la secretaria de acción política de Esquerra Republicana, Anna Simó, reclamó ayer que se amplíe el límite del objetivo de déficit para Cataluña hasta el 1,5 %, desde el 0,7% establecido por el Gobierno de Rajoy. «Estamos hablando de entre 1.600 y 2.000 millones de euros que permitirían respirar a las finanzas de la Generalitat de Cataluña y, especialmente, a la ciudadanía, para que no resulte asfixiada con más recortes», subrayó Simó en un mensaje lanzado poco después de que el consejero de Economía, el convergente Andreu Mas-Colell, justificase incrementar impuestos -o incluso crear nuevos gravámenes- porque el Ejecutivo autónomo necesita aumentar sus ingresos y tiene escaso margen de actuación sobre su política fiscal. Simó lamentó «el restrictivo objetivo de déficit, absolutamente desproporcionado y mal distribuido entre el Gobierno del Estado y el de la Generalitat».

Mas-Colell expresó su confianza en que en el marco de la UE -«más proclive ahora hacia el crecimiento, hacia las políticas de estímulo», entiende- se trate la relajación del déficit y se dé más margen al Estado en la reunión de febrero. Ello, sostiene, obligará al Ejecutivo central a flexibilizar los objetivos de cumplimiento fijados para este año para las comunidades. En declaraciones a una emisora de radio, advirtió que la economía catalana está condicionada por un férreo corsé de la consolidación fiscal que, para cuadrar las cuentas, fuerza a la Generalitat a hallar recursos «por todas partes y sin demasiada elección sobre opciones».

Simó fue un poco más allá en este discurso y reconvino al Ejecutivo de Mas y a los eurodiputados a «mover ficha» mediante la presencia real y efectiva de Cataluña en Bruselas, para que se aborde esta cuestión. Sobre todo, dijo, después de que hasta el Fondo Monetario Internacional haya admitido que la austeridad no condujo a la salida de la recesión. «En los próximos días esperamos poder mover ficha. La cuestión es suficientemente urgente», insistió.

El Gobierno catalán podría recibir 8.000 millones del fondo de liquidez autonómico para el 2013, tras los más de 5.000 de rescate que obtuvo el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Generalitat espera que la UE obligue al Estado a flexibilizar el objetivo de déficit