El Parlamento vuelve a demorar el recorte de la paga extra a los diputados

El PP dice tener constancia de que se reducirá el salario a los parlamentarios, pero desconoce si se hará este año


Santiago / La Voz

El Parlamento gallego dejó pasar ayer una nueva reunión de la Mesa, el órgano de gobierno de la Cámara, y de la junta de portavoces sin tomar una decisión en firme sobre el recorte equivalente a la paga extraordinaria que deberán notar en sus nóminas los 75 diputados autonómicos, en consonancia con lo que ocurrirá este mismo mes de diciembre con todos los funcionarios y empleados públicos.

Aunque los parlamentarios gallegos, con sueldos medios que rondan los 60.000 euros anuales, perciben su retribución en doce mensualidades sin pagas extras, el grupo mayoritario de la Cámara, el PP, solicitó a finales de la pasada legislatura que se aplicara a los cargos políticos un recorte de salario similar al que sufrirían los empleados públicos, lo que se traduciría en una merma cercana al 7 % de su retribución.

También la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, recogió esa demanda el pasado mes de julio, cuando anunció que haría una propuesta para canalizar esa demanda y trasladársela a los empleados de la Cámara y a los cargos políticos a la par que al resto de los funcionarios. Pero los anuncios hechos por la jefa del Legislativo y por el grupo del PP no se llevaron todavía a la práctica, en gran medida porque el pasado mes de septiembre el Parlamento quedó disuelto para celebrar las elecciones autonómicas. Tras ser constituido el pasado 16 de noviembre con la elección de los cinco miembros de la Mesa las cosas no mejoraron, hasta el punto de que existen «complicacións técnicas» para poder realizar el ajuste de salarios con cargos al ejercicio del 2012.

Presupuestos del 2013

Fuentes de la presidencia ya dejaron entrever que el momento de regular dicho recorte es con la elaboración de los nuevos presupuestos del Parlamento, que se aprobarán en el 2013 una vez que se haga lo propio con los de la Xunta. La reducción de salarios de los diputados equivalente a la paga extra tendrá, por tanto, efectos sobre el ejercicio del 2013, lo que le permitirá a los políticos, a diferencia de lo que ocurrirá con los empleados públicos, cerrar el 2012 sin sufrir merma alguna en sus ingresos.

El portavoz parlamentario del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Francisco Jorquera, confirmó ayer en la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces que la presidenta de la Cámara no le trasladó a los grupos ninguna propuesta para regular el recorte en las retribuciones. También lo corroboró el portavoz del PP, Pedro Puy, quién mostró su plena convicción en que la reducción de salarios se llevará a cabo «no momento que sexa factible».

La cuestión está ahora en saber si ese momento se producirá en el 2012 o en el 2013, pues la complejidad para aplicar el ajuste con cargo al actual ejercicio reside en que la mitad de la Cámara autonómica fue renovada y los diputados que no repitieron no podrían ya sufrir el tijeretazo. Aun así, Puy insistió ayer: «Cónstame que se está traballando niso», dijo sobre el recorte, dejando claro que no tenía ninguna noticia que apuntara a que el asunto no se iba a llevar a cabo.

Mientras la Mesa no haga su propuesta, tampoco los 90 funcionarios del Parlamento sufrirán el recorte de la extra con cargo a este año, pues se requiere de un acuerdo similar al que rige para los políticos.

«Estou seguro de que cando sexa factible, a Mesa fará a súa proposta para o recorte salarial»

Pedro Puy Fraga

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El Parlamento vuelve a demorar el recorte de la paga extra a los diputados