CiU y ERC pactan convocar la consulta soberanista antes del 2015

En el borrador no se concreta fecha ni se especifica cómo se articulará el referendo soberanista


Enrique Clemente / Madrid, La Voz

El pacto está servido y el desafío soberanista que lanzó Artur Mas sigue adelante, pese al batacazo que se dio en las elecciones del pasado 25 de noviembre. CiU y ERC alcanzaron ayer un principio de acuerdo para celebrar una consulta de autodeterminación en un plazo máximo de dos años, antes del 2015. Esta era la cuestión clave e indispensable para que los independentistas garantizaran la estabilidad parlamentaria del gobierno presidido por Artur Mas.

Aunque no se especifica una fecha concreta para el referendo, se deja entrever que el objetivo es que tenga lugar en el 2014, un año cargado de simbolismo porque se cumple el 300 aniversario de la Diada, la fiesta nacional de Cataluña, que conmemora la defensa de Barcelona el 11 de septiembre de 1714. El acuerdo no aclara cómo la Generalitat articulará legalmente la consulta ni qué pasos dará para materializarla y contrarrestar las medidas que con toda seguridad adoptará el Gobierno central para evitar que se vote.

CiU se oponía a fijar una fecha para llevar a cabo la consulta, ya que solo se comprometía a que fuera a lo largo de la legislatura. Por su parte, ERC quería que se determinase claramente que sería en el 2014, como reclamó durante la campaña electoral. Finalmente, la decisión adoptada complace al partido de Oriol Junqueras y puede ser asumida por la coalición nacionalista que lidera Mas porque no establece la fecha.

El otro elemento fundamental en las negociaciones es la exigencia de ERC para que Mas modere la política de recortes, lo que se tendrá que plasmar en los Presupuestos. En esta materia las negociaciones continúan abiertas. Pero, a pesar de las diferencias que existen entre una formación de centro-derecha como es CiU y otras de centro-izquierda, ERC, la posiciones se han acercado y el acuerdo es más que probable. Las dos están dispuestas a hacer concesiones. La federación nacionalista ha asumido que tendrá que aumentar la fiscalidad a las rentas más altas y los independentistas, que tendrán que apechugar con los recortes.

Avances importantes

Ya ha habido avances importantes, como la restauración del impuesto de sucesiones y el establecimiento de nuevas tasas sobre las centrales nucleares y las grandes superficies comerciales. Exigencias de los republicanos que la otra parte está dispuesta a aceptar y que permitirían que Junqueras diera el visto bueno a los presupuestos de Mas y con ello a los recortes.

CiU tiene prisa para cerrar el acuerdo antes de mañana para ratificarlo en su consejo nacional del día siguiente, mientras ERC está dispuesta a agotar el plazo de las negociaciones, aunque también ha convocado su consejo nacional para ese día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

CiU y ERC pactan convocar la consulta soberanista antes del 2015