La alcaldesa rebelde que Louzán recuperó para el partido

la voz

Es una mujer con carácter, con marcado perfil político y que estuvo en el ojo del huracán de las escisiones sufridas por el PP en la provincia de Pontevedra. Cuando Nava Castro nació, en 1969, su padre, José Castro Álvarez, ya llevaba un año ejerciendo como alcalde de Ponteareas. Y mantuvo el bastón de mando al concluir la dictadura y pasarse a Alianza Popular, un partido al que Nava Castro se acercó muy pronto.

En 1998, el Tribunal Superior de Xustiza condenó a su padre a tres años de prisión por falsedad documental, lo que provocó que fuera expulsado del PP. Para la familia que llevaba tres décadas mandato en Ponteareas, aquel contratiempo no cambio mucho las cosas. José Castro se resistió a tirar la toalla y fundó el Partido Condado Paradanta (PCP), convirtiendo a su hija en alcaldesa entre los años 2000 y 2003.

El presidente del PP de Pontevedra, Rafael Louzán, se empleó a fondo para volver a atraer al partido a dirigentes rebeldes como Nava Castro, que regresó en el 2007 a la casa de la había salido cuando obtuvo la promesa de que en el 2008 formaría parte de la candidatura al Congreso. El PP cumplió ese compromiso, pero no permitió que la también concejala volviera a ser alcaldesa entre el 2009 y el 2011 en virtud del acuerdo para repartirse el cargo con González Solla.

La victoria de Feijoo en el 2009 le abrió a Nava Castro un nuevo horizonte, al convertirse en directora xeral de Comercio, cargo que ocupó durante toda la legislatura sin meterse en demasiado charcos. Hasta que se topó con el Santiago Outlet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La alcaldesa rebelde que Louzán recuperó para el partido