Izquierda Unida pide que los diputados viajen en turista y no en preferente

El Congreso asegura que con su convenio con Iberia los billetes en la categoría superior pueden costar incluso menos que en turista


El portavoz de Economía de Izquierda Plural, Alberto Garzón, ha estimado hoy que el Congreso debería garantizar que los parlamentarios, que son «ciudadanos antes que diputados», vuelen en clase turista y no en preferente, como se ha establecido para los viajes de delegaciones internacionales.

Garzón ha tachado de «barbaridad» la elección del vuelo en preferente y ha explicado que los diputados de su grupo, que recibían por defecto sus billetes en esa clase para los desplazamientos nacionales, enviaron una instancia a la Cámara para que les reservaran plaza en turista «por cuestiones económicas y éticas».

Según han explicado a Efe fuentes de la Cámara, el Congreso tiene un convenio con la compañía Iberia por el que todos los billetes se emiten en clase preferente, aunque el precio no se corresponda con esa categoría y, de hecho, puedan resultar más baratos que en clase turista. El convenio se limita a esta compañía de bandera española.

La polémica sobre el precio de los viajes parlamentarios se produce después de que el Congreso haya hecho públicos en su página web los criterios para aprobar los desplazamientos internacionales de los diputados y senadores, una normativa que fija que los billetes serán siempre en clase preferente.

Muchos diputados desconocían hoy esta regulación porque, afirmaban, nunca han participado en viajes internacionales de las Cortes. «Privilegios y diferencias con los ciudadanos normales cuantos menos mejor», ha señalado el portavoz socialista en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui. A su juicio, no debería ser imprescindible viajar en preferente, aunque en ocasiones puede ser una condición necesaria.

Con su opinión ha coincidido la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas. No ha viajado nunca en una delegación internacional como diputada, pero ha puesto el ejemplo de parlamentarios que, tras un vuelo de diez o doce horas, tienen actividades representativas durante un día en el país de destino y regresan después de un solo día a España. «Privilegios no se tienen que tener, pero sí las condiciones para poder ejercer el trabajo en las condiciones que te exige tu responsabilidad», ha señalado Oramas para pedir que no se haga demagogia con esta cuestión.

En el caso de los viajes nacionales, que ella hace con asiduidad como canaria, «no se está viajando en preferente a costa del ciudadano» porque, según ha recordado, el convenio con Iberia ofrece una tarifa fija al Congreso que es más barata que la que un particular obtiene al comprar un billete en clase turista.

Rosa Díez ha hecho también referencia a este convenio con Iberia, que es «un privilegio en el sentido que viajas más cómodo, pero no le cuesta más al contribuyente, sino que le cuesta menos». A su juicio, lo importante es la transparencia total y por eso los ciudadanos, «que son los jefes» de los diputados, tienen derecho a conocer lo que le cuesta cada parlamentario. UPyD ha solicitado que se hagan públicas las nóminas de todos los diputados y el presidente del Congreso, Jesús Posada, consultará a todos los grupos parlamentarios para ver si están de acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Izquierda Unida pide que los diputados viajen en turista y no en preferente