La investigación del caso Pokémon salpica al gobierno local de Santiago

La jueza imputa a una concejala del PP en relación con una guardería gestionada por Vendex

D. C.
lugo / la voz

Una joven concejala del PP compostelano que acaba de aterrizar en el Ayuntamiento de Santiago, Rebeca Domínguez Iglesias, va a declarar como imputada en el caso Pokémon el próximo día 20. Esta abogada de 29 años llegó al gobierno municipal el 11 de mayo pasado al moverse la lista del Partido Popular tras la dimisión en abril del entonces alcalde, Gerardo Conde Roa. Entró en la corporación como responsable de Educación y Normalización Lingüística y uno de sus primeros cometidos al asumir el cargo fue precisamente la apertura de la escuela infantil municipal de Salgueiriños, que empezó a funcionar el pasado mes de septiembre y cuya gestión fue adjudicada por el gobierno local del PP a Sermasa (Servicios y Materiales S.A.), del grupo Vendex.

Todo parece indicar que su imputación se debería a su cargo como responsable de la guardería municipal, que aún funciona de manera provisional porque se hizo una concesión temporal de tres meses, desde el 6 de septiembre hasta el 31 de diciembre, para que pudiese arrancar a principio de curso. La adjudicación a Sermasa por ese período fue por 92.586 euros.

Junto a Rebeca Domínguez también está citado a declarar ese mismo día un veterano funcionario del departamento de Normalización Lingüística del Concello de Santiago.

Posible tráfico de influencias

La acusación contra la concejala y el funcionario podría ser por tráfico de influencias, porque supuestamente desde el Concello se habría dicho a la empresa Sermasa, del grupo Vendex, quiénes debían ser las personas a contratar en la guardería. Aunque no parece que fuese la recién llegada Rebeca Domínguez quien tuviese tal poder de decisión para mandar realizar dichas contrataciones, habría sido ella quien le diese validez legal al asunto a través de sus atribuciones como concejala, y por ello será citada a declarar como imputada.

Curiosamente, la adjudicación de la guardería de Salgueiriños es casi la única realizada por el gobierno del PP de Santiago a empresas del grupo Vendex, porque todas las que existían anteriormente fueron realizadas por el gobierno bipartito presidido por el socialista Sánchez Bugallo. De hecho, el actual gerente de la empresa Sermasa en Santiago, Alberto Quintana, también imputado en el caso Pokémon, era un simple vigilante de la ORA en la ciudad hasta que fue ascendido en la empresa del grupo Vendex. Al parecer tuvo mucho que ver en su ascenso el entonces concejal de Obras y mano derecha de Bugallo, Bernardino Rama, que pasaba por tener una buena amistad con Quintana, el vigilante promocionado. Cuando detuvieron a este representante de la empresa, se incautaron en su casa de una caja de documentos del Concello que era propiedad de Bernardino Rama.

Limpieza y conserjería

Sermasa ganó el concurso del servicio de limpieza y conserjería de los colegios públicos compostelanos en el año 2008, con el gobierno bipartito liderado por Sánchez Bugallo, así como la gestión de las escuelas infantiles de Conxo y Fontiñas. Dos años después, en el 2010, se hizo también con los contratos de conserjería y limpieza de los campos de fútbol de As Cancelas y Santa Isabel, y de los pabellones de Pontepedriña y Lorenzo de la Torre, prorrogados en el 2011, año en el que, ya bajo el mandato del PP, Sermasa sumó los campos de Belvís y San Lázaro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos

La investigación del caso Pokémon salpica al gobierno local de Santiago