La oposición exige a CiU que pague el vídeo que la junta electoral ordenó retirar a la Generalitat

Artur Mas, de viaje en Moscú, se muestra perplejo por la prohibición de la campaña y defiende su carácter institucional


REDACCIÓN / LA VOZ

La retirada del vídeo institucional promovido por la Generalitat de Cataluña que animaba a los ciudadanos a votar utilizando imágenes de la gran manifestación independentista de la Diada en Barcelona del pasado 11 de septiembre ha levantado una gran polvareda política. Todos los grupos de la oposición -salvo los estrictamente soberanistas- han arremetido contra el Gobierno de Mas por vulnerar la imparcialidad que se espera de una campaña de publicidad institucional para alentar a la participación en las urnas.

La decisión de la Junta Electoral Central de prohibir el vídeo y ordenar su «inmediata retirada» ha causado, sin embargo, «perplejidad» en Artur Mas, su gran valedor, que desde Moscú -en donde se halla en un viaje oficial para tratar de mejorar las relaciones económicas con Rusia- defendió el carácter netamente institucional del vídeo. «No es un anuncio sobre la manifestación. Se ha cogido solo una secuencia sobre la manifestación. El anuncio repasa algunos de los hechos más relevantes de la historia de Cataluña, y uno de ellos es la manifestación, la más grande de toda la historia», señaló en declaraciones a la prensa española que recoge la agencia Efe. «Es curioso que no se critica todo lo que es más institucional, como el Estatuto o unos Juegos Olímpicos, pero sí se critica cuando la protagonista es la gente. [...] Cuando la iniciativa sale de la gente, cuando no estaban los partidos políticos delante, allí se critica».

«Lecciones de austeridad»

Muy diferentes ve las cosas la oposición, que interpreta el vídeo como una llamada descarada a votar por una opción soberanista y, en particular, por la coalición convergente. En este sentido, el candidato de ICV a la Generalitat, Joan Herrera, tras confesarse perplejo por la perplejidad de Mas, reclamó a CiU que abone los 271.000 euros que costó la campaña para fomentar el voto en el 25-N. Herrera, recoge Efe, criticó que desde el Gobierno y CiU «no se pidan disculpas, ni se asuman responsabilidades; ni se les pasará por la cabeza devolver el dinero», cuando, en su opinión, deben responder subsidiariamente del coste de una campaña que «hemos pagado todos». Y «más», insistió, en un contexto de crisis en el que CiU «da tantas lecciones de austeridad».

En tal sentido, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, advierte que con el dinero gastado en la campaña se podrían haber pagado a maestros, dar «muchas PIRMI [rentas de inserción]» y hacer políticas sociales y de reactivación económica. «Me parece escandaloso que la Generalitat, en lugar de reconocer su error [...] siga insistiendo en él», lamentó Navarro.

En esta denuncia incidió también la candidata del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que observa que «CiU está cada vez más alejada de la ética y la legalidad», como corrobora que no haya reconocido su equivocación con el vídeo. Artur Mas, dijo, «debe tener claro que no todo vale para intentar conseguir la mayoría absoluta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La oposición exige a CiU que pague el vídeo que la junta electoral ordenó retirar a la Generalitat