Rubalcaba rechaza el «derecho a decidir» que defiende el PSC

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El líder socialista dice que se siente «muy respaldado» por su ejecutiva y asegura que Griñán ha sido el «gran valedor» de su estilo de oposición

30 oct 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Se esperaba una ejecutiva del PSOE tensa, pero al final quedó en una reunión casi de trámite que aplazó el debate sobre las consecuencias orgánicas que debe producir la severa derrota en las elecciones gallegas y vascas del 21-O. En esa falta de debate interno influyó sin duda la inminencia de los comicios catalanes, que han venido a sumar otro grave problema para Alfredo Pérez Rubalcaba en forma de conflicto con el PSC. El líder del PSOE afirmó que no respalda la propuesta de los socialistas catalanes -recogida en su programa- de celebrar una consulta legal que respete la autodeterminación de Cataluña. «No comparto la fórmula del derecho a decidir, no la comparto, y en este sentido no comparto esta parte del programa del PSC», admitió Rubalcaba, que evitó descalificar al PSC amparándose en que es «un partido distinto» y afirmando que sí está de acuerdo con los socialistas catalanes «en lo esencial», que es, a su juicio, «que Cataluña debe seguir formando parte de España».

Quiere agotar el mandato

El secretario general del PSOE utilizó el debate sobre Cataluña para soslayar su desencuentro con el líder de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, que en una reciente entrevista consideró que «sería un error que Rubalcaba se atrincherase hasta el 2016». Ayer, Rubalcaba aseguró que Griñán está «lleno de sentido común» cuando plantea que la discusión territorial «no puede ser un debate Madrid-Barcelona», sino que «afecta a todas las comunidades. Andalucía quiere participar y hacer oír su voz, y yo no puedo estar más de acuerdo», señaló.

Y si Rubalcaba dijo la semana pasada que prefería escuchar «cara a cara» a sus críticos en el partido, ayer no tuvo oportunidad de hacerlo. O esos críticos no existen en la ejecutiva, o esperan a mejor momento para pronunciarse. «Me siento unánimemente apoyado. El mandato del congreso federal lo vamos a cumplir», insistió el líder socialista en referencia a los cuatro años para los que fue elegido. Rubalcaba aseguró que no habrá cambios en la actual dirección del partido y precisó que nadie se los ha pedido.