Amnistía Internacional denuncia excesos policiales en las manifestaciones

Colpisa

«No golpeen a los manifestantes». Este es el mensaje que lanzó ayer Amnistía Internacional durante la presentación de un informe elaborado en base a testimonios recogidos en España, Grecia y Rumanía, y en el que se denuncia el excesivo uso de la fuerza por parte de la Policía en las protestas contra los recortes adoptados por los Gobiernos. La organización aprecia un patrón común que se puede extender al resto de la Unión Europea. Junto al aumento de la represión injustificada contra manifestantes pacíficos, detecta un mayor número de detenciones arbitrarias o la obstrucción al acceso a la asistencia médica de las personas heridas en las concentraciones.

Ante estas situaciones, Amnistía exige que los antidisturbios vayan identificados, como establece la ley, para que puedan ser denunciados en caso de abusos.

Críticas desde la policía

Los principales sindicatos policiales respondieron de inmediato para descalificar las acusaciones lanzadas desde la organización humanitaria, a la que acusaron de emitir un juicio «falso» y «poco riguroso». El mayoritario Sindicato Unificado de Policía destacó que en la actualidad no hay ningún agente condenado por detención ilegal u obstrucción a la asistencia sanitaria, prácticas que el informe da por frecuentes en las manifestaciones en España. Por su parte, la Confederación Española de Policía cree que el informe está «plagado de parcialidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Amnistía Internacional denuncia excesos policiales en las manifestaciones