La economía dominó una reunión que no abordó el desafío de Mas

La Voz

El comunicado final recoge una serie de puntos de carácter muy general que han permitido pasar página de una Conferencia de Presidentes que se presentaba muy complicada para Rajoy después del desafío soberanista de Artur Mas, la oposición radical de las comunidades socialistas a sus políticas de ajuste y el rechazo de varios barones del PP a los Presupuestos y al reparto de la carga de déficit. El objetivo del Gobierno era salvar los muebles y evitar que desde este foro se lanzara un mensaje a Europa y los mercados de desunión. Los temas económicos dominaron la reunión, que pasó de puntillas por la reforma de las administraciones y no abordó los planteamientos rupturistas de Mas.

Compromiso sobre el déficit

Los presidentes se comprometen a cumplir los objetivos de déficit de este año y el siguiente, es decir del 1,5 % y el 0,7 %, lo que representa una victoria para el Gobierno. Este accede a revisar el reparto de la carga en el 2014. Una concesión limitada a las comunidades, ya que algunas, encabezadas por Andalucía y Cataluña, quieren que se haga en el 2013 para que el Gobierno asuma una mayor parte de la reducción del déficit.

El sistema de financiación se reformará cuando toque

El acuerdo establece que se seguirá el procedimiento que regula el sistema de financiación autonómico en los términos y plazos que regula la ley. Es decir, un comité técnico evaluará la aplicación del sistema y el Consejo de Política Fiscal y Financiera tomará la decisión oportuna.

Compromiso con las políticas de crecimiento

El documento crítica la falta de políticas de crecimiento en el seno de la UE que «lastran la salida de la crisis». Asegura que España necesita reformas y una economía más competitiva, pero también considera «imprescindible» avanzar en la puesta en marcha de medidas que favorezcan el crecimiento y la creación de empleo. Rajoy no tuvo inconveniente en incluir esa demanda de las comunidades socialistas, pero de forma muy genérica, porque, en su opinión, no son incompatibles la austeridad y las políticas de crecimiento.

Evitar duplicidades

La Conferencia de Presidentes dedica un solo párrafo a la que muchos consideran apremiante reforma de las administraciones para reducir gastos. Se acuerda crear un grupo de trabajo en el seno de la conferencia sectorial que elabore un programa de racionalización, a fin de eliminar trabas burocráticas, simplificar normativa y procedimientos y evitar duplicidades.

Evaluación de las políticas activas y pasivas de empleo

Era una demanda de algunas comunidades. El objetivo es fortalecer su eficiencia y mejorar la coordinación entre los servicios estatal y autonómicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La economía dominó una reunión que no abordó el desafío de Mas