El óxido de la escultura del Aeropuerto de Castellón enfrenta a la oposición con el autor

Juan Ripollés llama inculto a un cargo de Compromís por criticar el aspecto de la obra


El artista Juan Ripollés ha denunciado la «incultura» del coordinador de Iniciativa de Castellón y coportavoz de Compromís en esta provincia, Carles Mulet, y ha dicho que su estatua del aeropuerto de Castellón no está deteriorada, sino que el color actual del óxido es el natural del acero corten. Así lo ha explicado el artista, quien se ha mostrado «muy ofendido» y ha explicado que «cualquiera que sepa algo de arte sabe cómo es este material» y que ese color es que el que se espera cuando se utiliza.

Ripollés ha contestado así a la denuncia realizada por Mulet, según la cual apenas dos meses después de haberse finalizado la instalación de la escultura en la rotonda del aeropuerto -inaugurado en marzo del 2011 y aún sin servicio-, ésta se encuentra «completamente oxidada y en muy mal estado de conservación». Ripollés se ha confesado amante del «uso del lenguaje de materiales», ya que en esa obra de veinte metros de altura se mezcla el aluminio, el acero inoxidable, el cobre y el acero corten.

La obra, que costó 300.000 euros que no han sido aún pagados al artista por parte de Aerocas, la sociedad pública promotora del aeropuerto, según ha asegurado Ripollés, tuvo un sobrecoste de 127.000 euros que será asumido por el propio artista. Así lo explicó a la prensa hace dos meses cuando se culminó la obra con la colocación de un avión de aluminio sobre la escultura formada por cuatro caras, una de las cuales, según la interpretación de varios medios de comunicación, recordaría al expresidente de la Diputación y exlíder del PP de Castellón, Carlos Fabra, aunque Ripollés haya negado esta similitud.

Fuentes de Aerocas han declinado hacer declaraciones sobre este asunto. Por su parte, Carles Mulet ha criticado el coste diario que tiene el aeropuerto para las arcas públicas, algo que podría verse incrementado con el posible coste que podría tener el mantenimiento de la escultura de Ripollés. Sin embargo, el artista ha insistido en que ninguna de sus esculturas requiere mantenimiento, ya que la marca del paso del tiempo en los materiales que emplea es parte de la propia obra.

En este sentido ha explicado que otras esculturas, como la colocada en una rotonda de la ronda este de Castellón, en recuerdo de las víctimas del terrorismo, también empleó acero corten, y ahora su color es el del óxido. Carles Mulet ha mostrado asimismo la preocupación de Compromís por el hecho de que el aeropuerto siga cerrado.

El portavoz ha afirmado que el Consell, «en lugar de dar respuesta o una solución, continúa en su mundo de fábula pensando que algún día la infraestructura va a funcionar». Mulet ha dicho que su grupo político ha solicitado «alternativas» para que el aeropuerto «no suponga un coste para las arcas públicas», aunque «no hay ningún tipo de respuesta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El óxido de la escultura del Aeropuerto de Castellón enfrenta a la oposición con el autor