Pilotos y controladores acusan a Ryanair de operar en el límite legal

El presidente de la compañía irlandesa responsabiliza a Fomento de impulsar una campaña para dañar su imagen

la voz

Ryanair está en el punto de mira de pilotos y controladores, que acusan a la compañía de operar al filo de navaja y aprovechar todos los huecos legales existentes en la legislación para obtener ventajas fiscales laborales y operativas.

Luis Lacasa Heydt, decano del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac) considera que la situación de la compañía irlandesa es atípica y afirma que a Ryanair «se le ha permitido operar sin ningún tipo de supervisión. En declaraciones recogidas por Efe, Lacasa pidió que se hagan públicas las sanciones que se imponen a los operadores para corregir estas actitudes. Comparte esta demanda el presidente del sindicato de controladores USCA, Miguel Ángel Serra, quien considera que los incidentes registrados este verano con Ryanair ponen en evidencia que ha habido «situaciones no deseables».

Para Serra una «emergencia por falta de combustible -como ocurrió con tres vuelos de la aerolínea el pasado 26 de julio en Valencia- nunca debería ocurrir». Ariel Shocron, del Sepla, afirma que Ryanair es la compañía de bajo coste que opera más en el límite de la exigencias establecidas por las autoridades aéreas. «La situación de los pilotos es casi única. Cobran solo por los vuelos que realizan, no tienen salario mínimo y no pueden organizarse ni sindicarse», describe Shocron.

El Sepla aplaude la decisión anunciada el lunes por el ministerio de Fomento de endurecer las sanciones contra las aerolíneas que cometan irregularidades. «Es bueno que la Administración asuma una reivindicación histórica de este sindicato, para mejorar el control sobre las operaciones aéreas» explica el portavoz del Sepla.

Garantías de seguridad

Por su parte, el presidente de Ryanair, Michel O'Leary remitió ayer una carta al ministerio de Fomento en la que acusa al la Agencia de Seguridad Aérea (AESA) de impulsar una «inaceptable» campaña para dañar el «buen nombre» de la compañía aérea. En el texto, O'Leary acusa a AESA de filtrar todo tipo de incidentes sobre su compañía y pone como ejemplo una información publicada en un medio nacional, el pasado lunes, en la hacía constar que la Ryanair había tenido 1.201 incidentes aéreos en los seis meses primeros meses del año. El presidente de Ryanair afirma que los datos son falsos y se pregunta por qué no ocurre lo mismo con los de Iberia o Vueling, que están en niveles similares de incidencias, según O'Leary. Además, insistió en su compañía cumple con los mismos requisitos de seguridad que el resto de aerolíneas europeas del sector, y que sus pilotos «operan siguiendo las regulaciones marcadas en Europa».

El máximo responsable de la empresa irlandesa le recuerda a la ministra que Ryanair «no es una aerolínea extranjera» sino europea «exactamente igual que lo son Iberia, Lufthansa o Air France» y subraya que su compañía es líder en los aeropuertos españoles y una de las pocas que aumenta en número de pasajeros, pese a la crisis actual.

En paralelo, la Comisión Europea, a través de su portavoz, Dale Kidd manifestó la disposición del Ejecutivo europeo a estudiar la propuesta que presentará el Gobierno español, anunciada ayer por la ministra de Fomento, para que las autoridades de supervisión de un país puedan ampliar sus competencias sobre las compañías aéreas extranjeras de fuerte implantación en su territorio. Kidd recordó a Pastor que existe un control permanente, a nivel europeo, sobre cuestiones de seguridad relacionadas con el transporte aéreo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Pilotos y controladores acusan a Ryanair de operar en el límite legal