Las oenegés consideran que el Gobierno violó la legalidad, y PP y PSOE respaldan el desalojo

Colpisa

Amnistía Internacional, Comisión Española de Ayuda al Refugiado, SOS Racismo o Andalucía Acoge no aceptan que la operación haya sido modélica, como defiende el Gobierno, al que acusan de vulnerar la ley de extranjería. No descartaron incluso pedir amparo a organismos nacionales e internacionales de derechos humanos. En un comunicado conjunto, varias oenegés señalaron que si el islote es español los inmigrantes debieron ser sometidos al mismo expediente de expulsión que se realiza en la Península. Es decir, aclaran, se debería haber puesto a su disposición un traductor y asistencia jurídica para a continuación valorar individualmente cada simpapeles. A esto se suma que no se haya posibilitado que potenciales refugiados hayan podido solicitar asilo político, afirman, y deploran: «Estas personas han sido entregadas a un país que viola sistemáticamente los derechos humanos de los inmigrantes». Las oenegés relatan que «en el mismo momento de la entrega ya estaban esperando los autobuses que Marruecos usa para expulsar a los indocumentados subsaharianos a través de la frontera con Argelia, donde son abandonados en mitad del desierto».

Rafael Hernando (PP) calificó de «gestión positiva» la solución elegida para afrontar un «desafío» planteado por las mafias. Antonio Hernando (PSOE) eludió la crítica y aseguró que su partido respaldará al Gobierno para que mantenga una relación de cooperación con Marruecos que ayude a un mejor control de los flujos migratorios, así como para que se dé un trato humanitario a los inmigrantes. Y dijo que el PSOE no va a hacer reproches al Ejecutivo como sí hicieron los populares con el anterior Gobierno socialista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las oenegés consideran que el Gobierno violó la legalidad, y PP y PSOE respaldan el desalojo