El preso de ETA Uribetxebarria Bolinaga abandona la huelga de hambre

Después de que el recluso enfermo de cáncer decidiese poner fin a su protesta por «la situación de extrema debilidad de su estado de salud», otros 15 presos, entre ellos Otegi y «Pakito», han dejado el ayuno


El preso de ETA Iosu Uribetxebarria Bolinaga, ingresado en el Hospital Donostia aquejado de cáncer, ha decidido hoy abandonar la huelga de hambre que comenzó hace 15 días, tal y como ha confirmado el colectivo de apoyo a los reclusos etarras Herrira.

Jon Garay, integrante de este grupo, ha confirmado a los periodistas en el exterior del Hospital Donostia que el recluso, condenado por el secuestro de José Antonio Ortega Lara, ha decidido poner fin a su protesta por «la situación de extrema debilidad de su estado de salud». El portavoz ha insistido en que el recluso «desde el principio dejó claro que su huelga de hambre era una reivindicación para pedir su libertad», que «por ley es obligatoria» y también «por su propia salud, que se ha ido deteriorando muchísimo» en estos días. Ha recalcado que desde el inicio de su protesta los médicos han trasladado a Uribetxebarria que, «estando en una situación terminal», ha afirmado el portavoz, el hecho de no ingerir alimentos «no hacía más que dificultar su diagnóstico». Sin embargo, ha recalcado que el abandono de la huelga de hambre ha sido una «decisión personal» en la que ha tenido en cuenta que «el primer elemento es su vida» y por otro lado que sería una «tragedia que hubiera una muerte más» a causa del «conflicto político vasco».

Uribetxebarria fue trasladado el pasado 1 de agosto al Hospital Donostia por orden de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, desde el centro penitenciario de León, donde se encontraba ingresado, por ser este centro sanitario guipuzcoano el hospital de referencia de la cárcel de Zaballa (Álava).

El cese de la protesta se produce dos días después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidiera que se amplíe el informe médico sobre Uribetxebarria antes de adoptar una decisión sobre la concesión o no de la libertad condicional del recluso, una determinación que podría tomar en el plazo de 10 a 15 días.

El pasado viernes, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias concedió el tercer grado a Uribetxebarria, tras aprobar la propuesta que le elevó la Junta de tratamiento de la cárcel de Zaballa, que previamente había analizado los informes médicos remitidos por el Hospital Donostia sobre el estado de salud del recluso.

Un abultado historial delictivo

Uribetxebarria cuenta con un abultado historial delictivo en el que destaca el haber sido uno de los cuatro secuestradores del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, quien fue liberado el 1 de julio de 1997 después de permanecer 532 días en un zulo construido bajo una pesada máquina en una nave industrial de Arrasate, localidad natal del etarra. El preso que hoy ha dejado la huelga de hambre está condenado asimismo por ser uno de los constructores, en 1988, de este zulo, en el que también estuvo secuestrado el empresario Julio Iglesias Zamora en durante 116 días en 1993, rapto en el que también participó.

Además está condenado por el atentado contra una patrulla de la Guardia Civil en la carretera que une las localidades guipuzcoanas de Oñate y Legazpia en 1987 y que causó la muerte a dos agentes y heridas a doce. La Justicia acusó asimismo a Uribetxebarria de intervenir en el atentado que acabó con la vida del guardia civil Mario Manuel Leal Baquero, cometido en 1985 en Arrasate.

Una huelga d ehambre a la que se sumaron cerca de 273 presos

Uribetxebarria se declaró en huelga de hambre hace dos semanas, una decisión que siguieron alrededor de 273 presos para pedir la excarcelación del recluso enfermo. Entre ellos estaba el etarra Francisco Múgica Garmendia, Pakito, que la inició el pasado día 16, y que ayer decidió abandonarla en apoyo al terrorista condenado por el secuestro de Ortega Lara. Según fuentes penitenciarias, durante la huelga de hambre Múgica Garmendia habría ingerido algún tipo de alimentación, ya que el día que inició su acción de protesta tenía en su celda un bote de aceite con ajos y un envase de lecitina de soja.

Además de Múgica Garmendia, otros 14 presos han dejado hoy también la protesta. El abandono del ayuno por parte del exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi se ha conocido poco después de que Bolinaga se cayese en el baño esta mañana y fuese aconsejado por los médicos que depusiera ya su actitud. El exportavoz de Batasuna emprendió el pasado día 12 la huelga de hambre para reclamar la puesta en libertad del preso etarra e hizo el anuncio en su cuenta de Twitter con el siguiente mensaje: «En solidaridad con Iosu comenzamos una huelga de hambre indefinida en la prisión de Logroño».

Dada esta situación, la cifra total de presos que siguen en estos momentos secundando la huelga de hambre es imprecisa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El preso de ETA Uribetxebarria Bolinaga abandona la huelga de hambre