Francia e Italia se desmarcan de un comunicado de España exigiendo premura a Bruselas

Exteriores había lanzado una nota con una iniciativa a tres bandas que los otros dos países niegan

La web de La Moncloa colgó la nota pero luego la borró
La web de La Moncloa colgó la nota pero luego la borró www.lamoncloa.gob.es

Francia e Italia se han mostrado este martes sorprendidas ante un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores español, que reza que los tres países de manera conjunta «exigen la ejecución inmediata de los acuerdos» de la cumbre europea de junio en la que se decidió que los fondos de rescate puedan comprar deuda de los países en dificultades.

El ministro francés de Asuntos Europeos ha negado haber pedido junto a sus colegas de España e Italia esa «ejecución inmediata». «No hubo gestión conjunta con Italia y España. No he pedido una aplicación inmediata de los acuerdos. Seguimos las decisiones adoptadas en la cumbre europea y trabajamos en ello», dijo el ministro, Bernard Cazeneuve. «No tiene ningún sentido afirmar eso», porque «sencillamente ese asunto no fue evocado» en ese cónclave, dijo Cazeneuve.

Por su parte, el gobierno italiano manifestó su «estupor» por el comunicado de Exteriores, en otro texto de la jefatura de gobierno italiano. Italia precisó en una nota que «no fue informado» sobre el texto de España.

Reacción de Méndez de Vigo

Ante el cariz que tomaba el asunto, el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, ha explicado que no ha habido ninguna declaración conjunta con Francia e Italia, y que en ningún momento ha estado en su ánimo decir que existía tal iniciativa. Méndez de Vigo ha defendido en la reunión del Consejo de Asuntos Generales en Bruselas la necesidad de actuar con rapidez para garantizar el éxito de los acuerdos europeos, y después han tomado la palabra los ministros francés e italiano para mostrar su acuerdo, un consenso que Méndez de Vigo ha calificado de positivo. El secretario de Estado ha tenido ocasión ya de hablar con el ministro francés para aclarar el malentendido.

El contenido del comunicado

En la supuesta iniciativa a tres bandas entre España, Italia y Francia, se aseguraba que «la rapidez es una condición esencial para el éxito de cualquier actuación europea», pero «hay un desfase preocupante entre la decisión que toma el Consejo Europeo y la ejecución de dichos acuerdos», en palabras del secretario de Estado español para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo. La nota de prensa estaba colgada en la web de La Moncloa, pero fue retirada poco después.

Los 17 países de la Eurozona decidieron en la Cumbre de los días 28 y 29 de junio que los fondos de ayuda -como el FEEF o su sucesor MEDE- puedan comprar deuda en el mercado secundario de los países en dificultades. Asimismo, decidieron que los fondos puedan recapitalizar directamente la banca, una exigencia de España, sin que ello contabilice como deuda pública, aunque por el momento no está siendo posible.

Tras esa cumbre, Rajoy, Monti y Hollande, presidentes de España, Italia y Francia, presumían de una pequeña victoria sobre Angela Merkel que daba aire a los países del sur de Europa. España quiso profundizar en esta alianza con el comunicado de una supuesta iniciativa conjunta.

No obstante, todavía hay muchos interrogantes, en particular en lo que respecta a la entrada en vigor del MEDE, un cortafuegos permanente de la zona euro, y de su funcionamiento, pues Alemania rechaza mutualizar la deuda. El MEDE, cuya entrada en vigor estaba prevista inicialmente a primeros de julio, no estará listo antes de finales de septiembre en el mejor de los casos, pues el Tribunal Constitucional alemán debe pronunciarse sobre su constitucionalidad el 12 de septiembre. El MEDE estará dotado de una capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros.

Mientras tanto, sigue en funcionamiento el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que dispone de unos 200.000 millones de euros, una cantidad considerada insuficiente para socorrer a países como Italia, con una deuda colosal, o a España.

Reunión en París

En medio de esta confusión, el ministro de Economía, Luis de Guindos, se reunirá el miércoles en París con el ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici. La reunión se produce en un momento de máxima presión de los mercados a la deuda soberana de España y después del encuentro que De Guindos mantuvo con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Francia e Italia se desmarcan de un comunicado de España exigiendo premura a Bruselas