Andrea Fabra pide perdón por escrito al PSOE y a los miembros del Congreso de los Diputados por su «!Qué se jodan!»

El PP se ha limitado a sancionar por escrito a la diputada con un apercibimiento para evitar un tipo de conductas que afectan al «decoro y dignidad» del Congreso de los Diputados


Andrea Fabra ha entregado al presidente del Congreso de los Diputados un escrito en el que pide perdón al grupo socialista y a los miembros de la Cámara por exclamar «!Qué se jodan!» en el pleno del Congreso en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció el último paquete de recortes, concretamente, tras anunciar la medida que recorta la prestación por desempleo a los parados.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha revelado que esta mañana ha convocado a Andrea Fabra en su despacho oficial, que la ha amonestado verbalmente por su «conducta totalmente inadecuada» en el pleno de la semana pasada y que ella le ha entregado un escrito en el que pide perdón.

«Quiero presentar mis excusas a la Cámara a la que no he querido dañar en su dignidad, imagen y prestigio, especialmente en estas circunstancias difíciles que vive nuestro país», asegura Fabra en su escrito. En la carta la diputada del PP insiste en que su «inapropiada expresión» se dirigía los diputados del PSOE pero reconoce que cometió «un error del que no me siento honrada y por el que recurro a la benevolencia de la Cámara rogándola que estime mis disculpas».

El PSOE se da por satisfecho con las disculpas de Andrea Fabra pero insisten en que tenía que haber pedido perdón a los parados. Fuentes de la dirección socialista han señalado que se conforman con la petición de perdón que ha formulado Fabra a través de una carta enviada a Posada, máxime cuando las excusas no son un comportamiento habitual del PP, han subrayado. No obstante, desde el PSOE se ha insistido en que no es a ellos ni al resto de grupos del Congreso a quienes debería haber pedido perdón Fabra, sino al conjunto de los ciudadanos en general y a los desempleados en particular.

No están conformes, en cambio, los parlamentarios de la Izquierda Plural, en palabras de Gaspar Llamazares, en cuya opinión «no vale con pedir perdón por poderes», a través de una misiva remitida al presidente del Congreso. Llamazares ha dejado claro que Fabra debería haber pedido perdón a la ciudadanía y a los desempleados, que son a quienes, a su juicio, «despreció e insultó» con su frase.

Sanción por escrito

La disculpas de Fabra llegan apenas unas horas después de que se conociese que el PP había sancionado a la diputada por Castellón con una «amonestación por escrito». En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz popular Alfonso Alonso ha señalado que se ha hecho a la diputada un «apercibimiento y una amonestación escrita» desde el convencimiento de que ese tipo de conductas son «completamente impropias» y afectan al «decoro y dignidad» de la Cámara.

Tras explicar que no hay precedentes de sanciones por actitudes similares en el pleno, el portavoz del PP en el Congreso ha explicado que la amonestación no lleva aparejada multa: «creo que es un correctivo suficientemente duro para la diputada», ha señalado.

«Entiendo que no será fácil para ella, pero es nuestro deber corregir estas conductas y estoy seguro de que no volverá a ocurrir en las filas del PP», ha reiterado Alonso, quien no ha querido aventurar si Fabra pedirá públicamente disculpas en el pleno alegando que todos los parlamentarios son mayores de edad y deben tomar sus propias decisiones.

«Espero y deseo que hechos como este, que dañan objetivamente el prestigio de la Cámara no vuelvan a producirse en el futuro», ha asegurado el presidennte del Congreso, Jesús Posada. Al comienzo de la sesión plenaria, Posada ha explicado además que no puede ordenar que se retire del Diario de Sesiones la expresión «¡Que se jodan!» que utilizó la parlamentaria porque no aparece recogida en este documento, pero sí ha querido que quede constancia de su reprobación por su comportamiento.

Votación
24 votos

Andrea Fabra pide perdón por escrito al PSOE y a los miembros del Congreso de los Diputados por su «!Qué se jodan!»