El Gobierno estudia subir el IVA en productos con tipos reducidos

Se aplica el 8% de IVA a alimentos, salvo los de primera necesidad; sectores como el turismo, aparatos como lentillas o gafas graduadas y servicios culturales o recreativos


Efe / Colpisa

El Ministerio de Hacienda ya está trabajando en la subida del IVA que han exigido en las últimas semanas desde el FMI y la Comisión Europea. El Gobierno ya está analizando de forma «crítica» los productos y servicios que se benefician de IVA reducido, en la actualidad aplicado a sectores como el turismo (8 %) y bienes de primera necesidad (4 %), con el objetivo último de ampliar las bases imponibles del impuesto y elevar la recaudación.

Desde el Ministerio de Hacienda han rehusado valorar las declaraciones del comisario de Competencia, Joaquín Almunia, que hoy ha dejado claro que recomendaciones de Bruselas como subir el IVA son «vinculantes», pero sí han recordado que lo que ha pedido el Ecofin es ampliar las bases imponibles de los impuestos indirectos y revisar los estímulos a la adquisición de vivienda.

El tipo de IVA general (18%) es el que se aplica a la mayoría de productos. El equipo de Rajoy, que criticó con mucha dureza su última subida de dos puntos decidida en 2010 por el anterior Ejecutivo socialista, no quiere hablar de incrementarlo aún más por temor a las críticas y a desincentivar el consumo. Hacienda se aferra a las recomendaciones de la Unión Europea que sugieren «ensanchar las bases» de ese impuesto indirecto y aumentar así la presión fiscal sin alterar formalmente los actuales tipos. Por eso sube el IVA, aunque el Gobierno, en su línea, mantenga que no sube, sino que se «ensancha».

En el catálogo de artículos sujetos al tipo reducido de IVA (8%) figuran algunos alimentos, las gafas y lentillas, la hostelería y el turismo, espectáculos culturales, periódicos, peluquerías, servicios funerarios y determinado instrumental sanitario y agrícola. El IVA súper reducido (4%) se aplica a productos considerados básicos o de primera necesidad como pan, leche, huevos, hortalizas, queso, libros, medicamentos y vivienda protegida. Gravar estos productos al 18% podría deteriorar aún más las finanzas de muchos hogares afectados por el paro y los recortes de servicios esenciales, pues son productos que difícilmente las familias pueden dejar de adquirir.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmaba a principios de junio que el Gobierno no tiene previsto subir el IVA o bajar las cotizaciones sociales, aunque son dos temas «a considerar» sobre los que se adoptará una decisión «a la vista de cómo vaya evolucionando la situación económica».

Para el Gobierno, ahora, el IVA es también un caballo de batalla en la lucha contra el fraude, y por ello trata de acabar con la emisión de facturas falsas o con la práctica del impago de este impuesto. Para ello, ha aprobado el viernes el proyecto de ley contra el fraude fiscal, que espera entre en vigor antes de enero del 2013, aunque el texto depende ahora de su tramitación parlamentaria.

Reparto desiquilibrado, según Comisiones Obreras

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha advertido hoy al Gobierno de que se equivoca si piensa que elevando las bases del IVA va a generar actividad económica y se va a crear empleo. Toxo ha advertido de que elevar el IVA supone detraer recursos e influir negativamente en la economía, ya que al gravar a los que tienen más rentas y a los que no supone un «reparto más desequilibrado de la carga». Por ello, ha recordado que lo que propone CCOO es que se acometa una profunda reforma fiscal que permita a las administraciones contar con más recursos para mantener los servicios públicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

El Gobierno estudia subir el IVA en productos con tipos reducidos