El Gobierno considera idóneas las medidas de recorte de gasto de la Xunta

Montoro rechaza la petición de Feijoo de que las autonomías que cumplan con el déficit tengan un trato más favorable


Madrid / la voz

Galicia superó sin problema alguno el examen al que se sometía ayer el plan de reequilibrio presentado por la Xunta, que implica un recorte de 26 millones de euros en gasto corriente de la Administración, especialmente en publicidad y subvenciones, y un objetivo de reducción del déficit de 69 millones de euros. Galicia era una de las comunidades que menos esfuerzo de recorte tenía que realizar, ya que la diferencia entre su déficit actual, del 1,6 %, y el objetivo fijado, del 1,5 %, es de solo una décima. La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, destacó a la salida de la reunión su satisfacción por la buena nota obtenida por el plan presentado por la Xunta.

«Estamos muy satisfechos», señaló la conselleira, porque, según dijo, desde el Gobierno se han considerado «idóneas» las medidas presentadas para garantizar el cumplimiento del objetivo de estabilidad. Durante el Consejo de Política Fiscal y Financiera no se entró en un debate sobre cada una de las medidas previstas de recorte del déficit, que en el caso de la Xunta se centran en una reducción del gasto no productivo sin contemplar ninguna subida de impuestos ni recortes en los salarios de los funcionarios públicos. «Se ha hecho una valoración general de cada uno, se han sometido todos a votación y se han aprobado todos, excepto el de Asturias», explicó la conselleira.

Elena Muñoz eludió hacer valoraciones sobre los motivos que han llevado al Gobierno a no aprobar el plan presentado por Asturias y tampoco sobre el fuerte debate entre el ministro Montoro y la consejera andaluza Mar Moreno, que, según fuentes asistentes a la reunión, suscitó el plan presentado por la Junta de Andalucía. Según sus palabras, esa discusión quedó reducida a un «intercambio de consideraciones» similar al que se produjo con consejeros de otras comunidades.

A pesar de que tanto desde el Gobierno como desde la Xunta se había apuntado la posibilidad de que las comunidades que han cumplido con los objetivos de déficit marcados tuvieran mejores condiciones a la hora de recibir inversiones, ayer el ministro Montoro descartó por completo esa posibilidad. «No va a haber ninguna ventaja», señaló el responsable de Hacienda, alejando así cualquier perspectiva de que Galicia pudiera recibir un trato preferencial. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, había reclamado públicamente al Gobierno que establezca un trato «más favorable» en inversión en infraestructuras para las autonomías que cumplan con el déficit frente a las que incumplen los compromisos. Así se lo demandó tanto a Mariano Rajoy como a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tras entrevistarse con ellos en la Moncloa.

«No hay ningún tipo de premio»

El único premio para las comunidades cumplidoras, entre las que destaca Madrid, que está por debajo del objetivo marcado del 1,5 % para el 2012, y Galicia, que está a solo una décima de esa cifra con un 1,6 %, es, según el Gobierno, la credibilidad que les otorga, en España y fuera de ella, el haber sido capaces de ajustarse al equilibrio financiero. «La diferencia está en que tienen que hacer mayores ajustes las que más distantes están del objetivo de déficit», dijo Montoro tras la reunión. «Esa es la única ventaja, pero no hay ningún tipo de premio. Lo importante es que estén todas en ese objetivo muy ambicioso para el conjunto de las Administraciones», concluyó el ministro de Hacienda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Gobierno considera idóneas las medidas de recorte de gasto de la Xunta