Rajoy y Obama aplazan la firma de la entrada de Rota en el escudo antimisiles

La razón por la que se ha decidido posponerlo es que aún se está discutiendo cómo se modificará el Convenio sobre Cooperación para la Defensa


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, no firmarán finalmente en la cumbre de la OTAN de Chicago el acuerdo por el que la base de Rota (Cádiz) se integrará en el escudo antimisiles de la OTAN.

Ambos Gobiernos habían previsto aprovechar esta cita, prevista los próximos días 20 y 21, para oficializar el convenio bilateral, pero se ha optado por hacerlo más adelante al estar aún en negociaciones los términos del acuerdo, han informado fuentes del Ejecutivo.

El embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, adelantó el pasado 20 de marzo la intención de que la cumbre de la OTAN fuera el marco para plasmar la firma al coincidir Obama y Rajoy, en la segunda ocasión en la que tendrán oportunidad de verse.

La razón por la que se ha decidido posponerlo es que aún se está discutiendo cómo se modificará el Convenio sobre Cooperación para la Defensa que ambos países tienen vigente desde 1988 para adaptar a él la cesión de la base de Rota. Los servicios jurídicos del Departamento de Estado y del Departamento de Defensa (Pentágono) de Estados Unidos están estudiando el texto remitido por el Gobierno español.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, dialogó con su homólogo estadounidense, Leon Panetta, el pasado día 10 para seguir intercambiando impresiones sobre este asunto. Aunque Washington era reacio a modificar el convenio bilateral, el Ejecutivo de Rajoy sí lo consideró pertinente, por lo que debe ser refrendado por el Congreso y el Senado. Este hecho hará demorar varios meses la ratificación del acuerdo, aunque desde el Gobierno aseguran que «nada hace presagiar que haya problemas» para que salga adelante al haber todavía margen de tiempo suficiente.

Los cuatro buques y los 1.100 militares estadounidenses comenzarán a desplegarse en Rota a principios de 2014.

En la primera ocasión en la que se vio con Rajoy, con motivo de la conferencia sobre seguridad nuclear de Seúl (Corea del Sur) a finales del pasado mes de marzo, Obama le invitó a la Casa Blanca. Podría ser en esta cita en la que podría formalizarse el acuerdo sobre el escudo antimisiles, un proyecto de EEUU y la OTAN dirigido a proteger al territorio europeo ante posibles ataques. El acuerdo sobre Rota fue anunciado el pasado 5 de octubre por el anterior jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en Bruselas.

En la cumbre de Chicago, además de ver a Obama, Rajoy tendrá ocasión de coincidir por primera vez con el nuevo presidente francés, François Hollande.

El estreno de Hollande en una cita internacional servirá para que defina sus planes sobre Afganistán, después de que en la campaña electoral prometiera adelantar dos años la salida de las fuerzas de combate de su país.

La Alianza prevé que a finales de 2014 habrá concluido la transferencia de toda la responsabilidad de la seguridad en el país a las fuerzas afganas, aunque será preciso poner en marcha una nueva misión encargada de adiestrar y apoyar a las fuerzas afganas. Rajoy reafirmará el compromiso de España de respetar los plazos del repliegue de los 1.500 militares que tiene en el país asiático. «Entramos juntos y saldremos juntos», ha venido insistiendo el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, para subrayar la fidelidad de España a la estrategia de la OTAN.

Este plan pasa por la retirada del 10 por ciento del contingente a final de este año; del 40 por ciento, en 2013, y de la otra mitad, a finales de 2014.

Las tropas españolas están desplegadas en la región de Badghis, compartiendo responsabilidades con las de Italia, país que no mostrado por el momento intención de modificar su programa de salida, como sí ha hecho Francia. Aún no se conoce qué aportación de soldados y de dinero hará España a partir de 2014, sí se ha adelantado que el número de soldados será notablemente inferior al actual, al igual que su coste. El Gobierno ha presupuestado este año 443 millones de euros para sufragar la participación de España en la misión de la ISAF.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rajoy y Obama aplazan la firma de la entrada de Rota en el escudo antimisiles