La ponencia de paz de la Cámara vasca arranca con la amenaza de veto del PP

efe

El Parlamento vasco puso ayer en marcha la ponencia de paz y convivencia con la que pretende afianzar la pacificación, con la advertencia del PP de que se opondrá a que participen en la misma quienes no condenan el terrorismo. La ponencia se constituyó «con normalidad» y sin la presencia de EA y UPyD por discrepancias sobre su finalidad y composición. La presidenta de la Cámara, Arantza Quiroga, presidió el acto formal en el que tomaron parte los portavoces de PNV, PSE-EE, PP, Aralar y Ezker Anitza-IU.

Aralar se desvinculó de la ponencia en una nota y advirtió de que los diputados de su grupo que participen se vuelven a situar fuera del partido, igual que cuando el pasado 30 de marzo votaron a favor de este foro en contra de la formación. Aralar se opone porque no participa de forma permanente Batasuna, que actualmente no tiene representación en el Parlamento.

El popular Antonio Damborenea dijo que se opondrá a escuchar a quienes no condenan la violencia y que el PP espera que esta ponencia sirva «para deslegitimar la cultura de la violencia». Aun en el caso de que Sortu fuera legalizada, tampoco respaldaría su participación porque «no aportaría absolutamente nada si es incapaz de condenar el terrorismo de ETA».

Joseba Egibar (PNV) dijo que no habrá «vetos», aunque sí debe arbitrarse la modalidad de presencia de partidos y representantes institucionales para no hacer de la Cámara «una pasarela».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ponencia de paz de la Cámara vasca arranca con la amenaza de veto del PP