Los pensionistas tendrán que abonar por primera vez los medicamentos

No pagarán las personas con pensiones no contributivas y los parados sin ayudas


madrid / la voz

Habrá copago farmacéutico. El Gobierno y las comunidades aprobaron ayer un paquete de medidas con el que se pretende ahorrar 7.000 millones en la sanidad pública. Por primera vez, los pensionistas tendrán que pagar por los medicamentos. En concreto, aquellos con rentas inferiores a 18.000 euros abonarán un 10 % del coste de las medicinas con un límite de ocho euros al mes. Para los pensionistas que superen esa renta, el límite estará en los 18 euros, mientras los no contributivos no pagarán nada. Los trabajadores activos pagarán en función de su renta entre el 40 % y el 60 %.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, prefirió destacar, sin embargo, que por primera vez los parados de larga duración que no reciban prestación estarán exentos del pago por los fármacos, que se mantiene la «gratuidad» y universalidad de las prestaciones sanitarias y que, por tanto, «no va a haber ningún tipo de copago sanitario». Finalmente, el Gobierno decidió dejar aparcada la idea de pagar un euro adicional por cada receta.

El plan permitirá, según el Gobierno, ahorrar el 10 % del gasto sanitario público y será aprobado mañana por real decreto en el Consejo de Ministros.

«Pagan más los que tienen más»

Mato aseguró que «no se hace para recaudar», sino para conseguir un «efecto disuasorio» en el consumo de fármacos que hace que España sea «el segundo consumidor mundial de medicamentos». «No pagan los que tienen menos y pagan más los que tienen más», dijo la ministra para justificar la fórmula del copago que el Gobierno había asegurado que no adoptaría. Minimizó además el impacto que tendrá la medida asegurando que «los ocho euros al mes que pagarán los pensionistas supondrían menos de 20 céntimos diarios en caso de que fueran todos los días a la farmacia».

Además del pago por los fármacos, el Gobierno pretende acabar con el llamado «turismo sanitario» y los «abusos» de extranjeros «que viajan a España para beneficiarse del sistema de salud». Para ello, el Gobierno aplicará una cláusula de una directiva comunitaria que hasta ahora no había introducido en la normativa española.

Gasto de los extranjeros

Casi 700.000 extranjeros han accedido sin derecho a la tarjeta sanitaria, lo que ocasionó un gasto de 917 millones de euros. El Gobierno modificará un artículo de la Ley de Extranjería para garantizar que todos los que acceden a la prestación viven y trabajan en España.

Aunque ayer no se concretó, se aprobó también crear una cartera única de prestaciones sanitarias común para todo el territorio. «En ninguna comunidad se podrán ofrecer prestaciones que en otro territorio no se prestan», señaló Mato. La Agencia de Evaluación de Tecnologías será la encargada de determinar la nueva cartera de servicios, con la que se pretende ahorrar 500 millones de euros.

Las otras grandes medidas de ahorro serán una plataforma centralizada de compras no solo para fármacos, sino también para tecnología, frente al sistema individualizado de adquisición para cada comunidad vigente actualmente, y la exigencia a la industria de que «no haya más pastillas de las necesarias en las cajas de medicamentos» para evitar que cada año se destruyan 3.700 toneladas de fármacos pagados.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró que hacer pagar a los pensionistas por los medicamentos es «la peor fórmula» posible para ahorrar en materia de sanidad. Esta medida supone de facto, a su juicio, una clara bajada de las pensiones.

45.289 pensionistas

Son los que cobran pensiones no contributivas. Alrededor de 113.000 gallegos en paro que no reciben prestación tampoco pagarán por los fármacos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

Los pensionistas tendrán que abonar por primera vez los medicamentos