Los recortes sanitarios más polémicos previstos por el Gobierno

Con un ahorro previsto de 7.000 millones en sanidad, el Ejecutivo prevé recortar en servicios básicos, pago según la renta o acabar con el turismo sanitario


La Voz

El Gobierno de Mariano Rajoy anunciaba hace tan sólo unos días, a través de una nota de prensa, el recorte previsto por el Ejecutivo de 10.000 millones de euros en servicios esenciales como son la sanidad y la educación. Su intención es buscar mecanismos para «garantizar» la sostenibilidad del sistema nacional de salud y racionalizar el gasto. El primer recorte será presentado el próximo 18 de abril, en el consejo interterritorial de salud. Fuentes del ministerio no han cesado en su empeño por diferenciar la medida del «copago sanitario» que el Gobierno ha descartado.

Entre algunas de las medidas que se aplicarán destaca el pago por receta en función de la renta. Hacienda está estudiando el nivel de renta de los españoles para establecer el negado copago. Hasta ahora, los españoles pagan un 40 % del medicamento, dando igual el nivel de renta. Los pensionistas tampoco quedarán exentos de la medida, ya que abonarán una parte del medicamento en el caso de percibir una renta elevada.

Con las medidas para la reforma sanitaria que pretende establecer el Gobierno estiman un ahorro de unos 7.000 millones de euros.

El Ejecutivo también quiere controlar el «turismo sanitario», con el objetivo de evitar que se repitan situaciones en las que muchos extranjeros viajan a España para recibir atención médica de forma gratuita.

Recortes en transporte sanitario. El Gobierno recortará el número de transportes sanitarios «innecesarios». Controlará la necesidad que tienen algunos pacientes que hacen uso de este transporte, como el traslado en ambulancia de los ciudadanos que acuden a rehabilitación.

El Gobierno tiene claro que, en este primer tijeretazo a la sanidad, recortará en servicios, para el Ejecutivo, poco primordiales. En este sentido, el ministerio de Ana Mato pretende redefinir la cartera de servicios básicos, los que el sistema nacional de salud ofrece de forma gratuita. La reproducción asistida o las operaciones de cambio de sexo serán las primeras en verse afectadas por el recorte.

Otro de los objetivos en mente es crear una central de compra de fármacos. Hoy, cada comunidad compra sus propios medicamentos. La intención de la reforma es realizar esas reformas de manera conjunta.

Otra de las reformas, en este caso no propuesta por el Gobierno, sino por CIU, era el pago de diez euros diarios por hospitalización, así cómo también el cobro de cada comida recibida en el hospital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Los recortes sanitarios más polémicos previstos por el Gobierno