Rubalcaba promete ayudar al PSPV en una Comunitat «sin rumbo ni perspectiva»

Joaquim Puig ha salido elegido como secretario general en el congreso de los socialistas valencianos


El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha prometido ayudar a sus compañeros del PSPV-PSOE para erigirse en una alternativa de gobierno que ofrezca «esperanza» a una Comunitat Valenciana, en su opinión, «sin rumbo y sin perspectiva» en la actualidad.

El líder socialista ha lanzado este mensaje en la clausura del duodécimo congreso del PSPV-PSOE, que ha elegido como secretario general a Joaquim Puig, quien seguramente a causa del cansancio por la negociación hasta altas horas de la madrugada para diseñar su ejecutiva ha sufrido esta mañana una «leve lipotimia», según fuentes socialistas.

Este ligero desvanecimiento ocurrió cuando se hallaba reunido a puerta cerrada con diversos dirigentes, entre ellos Pérez Rubalcaba, y fue asistido de inmediato por el líder socialista en Murcia, Rafael González Tóvar, y el miembro de la ejecutiva valenciana Ignacio Subías, ambos médicos.

Con un retraso de más de dos horas en el horario previsto por la organización por las negociaciones internas, Pérez Rubalcaba ha agradecido el trabajo del líder del PSPV-PSOE saliente, Jorge Alarte, que le respaldó en el congreso de Sevilla (no así Puig), y ha asegurado al nuevo equipo que va a trabajar con ellos «codo con codo», sin que «le quepa duda a nadie».

Ha insistido en que los socialistas españoles necesitan que en una autonomía como la valenciana, donde cree que hay una situación «crítica», «haya una alternativa progresista» frente a las políticas del PP, que tiene a la comunidad «hecha unos zorros».

Pérez Rubalcaba ha considerado que el verdadero problema del Gobierno popular de Valencia no ha sido la corrupción, que también «lo es», sino que «se ha pasado cuatro años buscando sus propias facturas y se dejó el cajón lleno de las que sí hay que pagar».

A su juicio, esta situación que el Gobierno valenciano ha propiciado ha hecho que la Comunitat perdiera «gas a toda velocidad», lo que se refleja en que aparezca en los indicadores como la que más desempleo genera, con más deuda y la que menos invierte en sanidad, servicios sociales y educación.

El secretario general del PSOE ha puesto de manifiesto ante el medio millar de delegados del congreso que «cuando la derecha está débil, la izquierda tiene la obligación de ser fuerte» y, en esta línea, les ha reiterado que tienen la responsabilidad de convertir al PSPV en «una alternativa progresista de gobierno».

Ha recalcado que últimamente había gente que, equivocadamente, daba por «temporalmente retirado» al PSOE, como el andaluz Javier Arenas, del que ha dicho que ha recibido «una sonora carta de despido», y ha continuado que, con la crisis, el partido «ha pasado de ser necesario a imprescindible».

Especialmente porque «la derecha trata de imponer sus particulares reglas ideológicas» con medidas como la subida de los impuestos y «una monumental bajada para los defraudadores», según Pérez Rubalcaba.

De Puig, del que ha comentado cariñosamente ante el plenario que no ha hecho caso a la recomendación de los médicos sobre que no diera su discurso a causa de la lipotimia, ha explicado que han conversado durante muchas horas del proyecto político que se disponen a compartir.

Aparentemente recuperado del mareo, el nuevo secretario general del PSPV-PSOE, Joaquim Puig, ha intervenido y se ha marcado como retos la defensa del Corredor Mediterráneo, la mejora de la financiación autonómica y un «gran pacto» por el empleo.

Estos objetivos se suman al fijado por Puig en el horizonte de 2015, que «no es otro que ganar la Generalitat», ha confiado, justo antes de que tomara la palabra Pérez Rubalcaba.

Durante el cónclave, la propuesta de Ejecutiva diseñada por el nuevo secretario general del PSPV-PSOE ha sido respaldada por el 65,73 % de los delegados, al recibir 303 votos a favor, por 158 en blanco (34,27 %) y 8 nulos.

Liderada por Puig, la número dos de la comisión ejecutiva (la vicesecretaría general) recae en la exministra Leire Pajín, mientras que la segunda vicesecretaría y la portavocía es para Francesc Romeu, la vicesecretaría de Organización corresponde a Alfred Boix y la presidencia es para la ilicitana María Teresa Sempere.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Rubalcaba promete ayudar al PSPV en una Comunitat «sin rumbo ni perspectiva»