Camps se confiesa: «No he llegado a ministro pero he estado cerca»

El expresidente de la Generalitat valenciana vuelve a la vida pública concediendo una entrevista a una revista de moda, preparado para llegar a lo más alto en la política


Redacción

Francisco Camps vuelve a la palestra. A los medios, a los focos, dónde él se siente cómodo. El expresidente de la Generalitat valenciana concede una entrevista a la revista de moda Telva, y no es para hablar de trajes, sino para explicar estos tres años en los que ha estado imputado en una de las tramas corruptas más escandalosas en España, el caso Gürtel.

Reconoce que su dimisión ha sido el momento más duro de todo el proceso, y que tomó la decisión durante una reunión en el despacho de su propia casa. A dicha reunión acudieron, «la alcaldesa Rita Barberá, Federico Trillo, el presidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino, el Consejero de Justicia de la Comunidad Valenciana, Jorge Cabré, mi mujer Isabel y, por teléfono, Mariano Rajoy. Era el cuarto o quinto día después de la apertura del auto judicial. Fue una reunión complicada, pero me di cuenta de que quería defenderme como un ciudadano más».

Camps asegura que siempre se ha sentido arropado por su partido y niega que Federico Trillo le invitase a saltar al vacío si él no dimitía. El expresidente afirma que todos esos rumores «forman parte de una estrategia montada por ciertos grupos de presión afines al PSOE con el fin de desestabilizar la Comunidad Valenciana».

Un Francisco Camps familiar, relata cómo se enteró de que el diario El País destaparía una trama en la que él estaba implicado, mientras preparaba una velada de Super Bowl con dos de sus hijos. Habla de su mujer, una auténtica desconocida. Farmacéutica de profesión, Camps asegura que nunca habla con ella de política y que odia todo lo relacionado con la vida pública o los medios de comunicación.

«Estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat o del Gobierno»

El ex jefe del Consell asegura que no se arrepiente de nada y se muestra orgulloso y convencido de que ha hecho lo mejor que se podía hacer por Valencia. Pero no se atreve a reconocer lo que demuestran los datos: que Valencia es una de las comunidades con un mayor déficit. «Lo que ocurre es que estamos deficitariamente financiados, que no es lo mismo.». «Hay otras comunidades con déficit en las que nadie sabe dónde se ha invertido el dinero. Aquí puedes comprobar que hemos hecho hospitales, colegios, universidades, depuradoras, carreteras, aeropuertos... Jamás se había invertido tanto». Para Camps austeridad es sinónimo de «hacer hospitales, aeropuertos, depuradoras...».

Todo el proceso contra Camps no le ha hecho peder la autoestima. Todavía se considera muy válido para volver a la política «Ahora me doy cuenta de que estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat Valenciana o del Gobierno», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Camps se confiesa: «No he llegado a ministro pero he estado cerca»