Treinta años de prisión para «Cabeza de cerdo» por inducir a la prostitución y a abortar

Ioan Clamparu inducía a jóvenes rumanas en la Casa de Campo y obligó a abortar a una de ellas menor de edad


La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Ioan Clamparu, alias «Cabeza de cerdo», a treinta años de cárcel por cinco delitos de inducción a la prostitución a jóvenes rumanas en la Casa de Campo, entre ellas una menor de edad, y por obligar a abortar a esta última.

En el fallo, el acusado deberá indemnizar, por daños morales, a tres testigos protegidas con 12.020 euros y a la menor, de nombre falso Andrea, que fue obligada a abortar por Camparu, con 30.506 euros.

La sentencia considera probado que el acusado, de nacionalidad rumana, actuando de común acuerdo con otras personas, consiguió durante el año 2000 que un número no concretado de mujeres de su país viajasen hasta España, con la promesa de que trabajarían en la hostelería o en el servicio doméstico y concertando con otras que trabajarían en la prostitución. Sin embargo, resalta el fallo, una vez que llegaban a España les decían que habían contraído una deuda importante con la organización y que debían trabajar ejerciendo la prostitución y entregar la totalidad del dinero hasta saldarla.

Para doblegar su voluntad, se valían de amenazas y agresiones físicas, les retiraban su documentación personal, proporcionándoles otra falsa, las mantenían hospedadas en pisos donde eran controladas día y noche para evitar su fuga y vigilaban estrechamente sus movimientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Treinta años de prisión para «Cabeza de cerdo» por inducir a la prostitución y a abortar