Rajoy garantiza que el suyo no será un Gobierno de «tecnócratas»

ESPAÑA

El PP celebra en la plaza de toros de la capital mañan su primer acto masivo de la campaña. Por Gonzalo Bareño.

12 nov 2011 . Actualizado a las 18:57 h.

Mariano Rajoy no quiere que, ahora que según los sondeos le toca gobernar, se descalifique a los políticos. En el primer gran mitin de campaña en la plaza de toros de Zaragoza, el líder del PP ha rechazado de plano la teoría de que «los mercados han ganado a la política», de que los mercados están «por encima de la soberanía nacional» y de que «llega la era de los tecnócratas». «Llega la época de los buenos gobernantes elegidos por los ciudadanos, que son los representantes de la soberanía nacional», afirmó el candidato del PP. Rajoy quiso dejar claro así que, si gobierna, no se va a actuar al dictado de los mercados o de las imposiciones que se le hagan desde fuera. Según afirmó, lo que quieren los españoles es que haya «un Gobierno y unos dirigentes que tomen decisiones» para que «se pueda crecer y crear empleo» y para que «España pueda seguir en el euro en primera división». Y la mejor forma de conseguir eso es, a su juicio, que en España haya «un gobierno firme y valiente y que al tiempo sea prudente».

Pero Rajoy volvió a apelar también a la responsabilidad de todos, y no solo del Gobierno que se propone formar, en la salida de la crisis. Por eso, instó a todos los partidos políticos, a las organizaciones sindicales y empresariales y a los medios de comunicación a «dar la talla» tras las próximas elecciones. Esa llamada al consenso no implica, a su juicio, que no deba haber un giro total en la política y en la economía porque los equipos que ha habido al frente del Gobierno en los últimos años «ya no sirven». «No valen, se han quedado atrás. España necesita cambiar de políticas, de equipos de Gobierno y, casi lo mas importante, de actitudes y de comportamientos», señaló. Y en nueva llamada a los ciudadanos para que otorguen al PP una mayoría absoluta, afirmó que es necesario «un Gobierno muy apoyado que se ocupe de mantenernos en el euro, de afrontar la crisis y las políticas sociales».

En Aragón, en donde el PP ha suscrito una coalición con los regionalistas, Rajoy puso como ejemplo la decisión que ha tomado el Par de ir de la mano de los populares en estas elecciones para instar a los españoles a que le imiten y se sumen «al cambio político que España necesita». La popular Luisa Fernanda Rudi, que preside el Gobierno autonómico gracias precisamente al apoyo del Par, desveló en su intervención que ha hecho una apuesta en forma de porra con el candidato regionalista José Luis Biel sobre el número de diputados que obtendrá el PP en toda España. Mientras el dirigente del Par pronostica 190, ella aseguró que los populares se conforman con 185. Poco después, Rajoy dijo que prefiere no hacer porras. «Me conformo con que no me den con una de ellas en la cabeza», afirmó para soslayar el conformismo que se deriva de la afirmación de Rudi.