Guerra se une a la lista de socialistas ilustres que descartan ser candidatos

R. Gorriarán MADRID / COLPISA

ESPAÑA

Rubalcaba contará con Salgado para «tareas importantes», dice Valenciano

24 ago 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Alfonso Guerra, un histórico donde los haya, se sumó al club de dirigentes del PSOE que no desean encabezar candidaturas para las elecciones generales del 20 de noviembre. «Uno va cumpliendo años y quizá sea razonable decir ??ya basta??», comentó el exvicepresidente del Gobierno, de 71 años de edad. Se convierte así en el tercer dirigente que comunica a Alfredo Pérez Rubalcaba que no desea ir en las listas. Antes que él mostraron esa voluntad de dar un paso al costado José Bono y la vicepresidenta Elena Salgado, el pasado lunes.

Guerra admitió que tiene «dudas» sobre la conveniencia de encabezar la candidatura socialista por Sevilla porque aunque todavía tiene «cuerpo» para seguir en el Congreso ya es un veterano. El también ex vicesecretario general del PSOE -con Felipe González- es el único diputado que ha ocupado un escaño en todas las legislaturas desde la restauración de la democracia. Fue elegido en 1977 y desde entonces no ha dejado el palacio de la Carrera de San Jerónimo. Se siente, por tanto, legitimado tras 34 años de parlamentario para decir «ya no más». Condicionó, de todos modos, su continuidad a lo que decidan sus compañeros, y si le ofrecen seguir, matizó, lo pensará, pero si no es así cederá «con mucho gusto» su puesto a otro.

El proceso de confección de las listas electorales en teoría no ha comenzado en el PSOE, pero entre los diputados no se habla de otra cosa. El primero en mostrar sus cartas fue Bono, quien señaló la semana pasada que no figuraba entre sus planes volver a presentarse en las listas. La vicepresidenta Elena Salgado confirmó ayer lo anotado el día anterior, que «preferiría no ir» en las listas, aunque no abandonará la política y estará a disposición del partido. Ambos dejaron la última palabra a Rubalcaba, quien de momento no se pronunció públicamente.