Rubalcaba rechaza adelantar las elecciones para antes del 20-N

El PP acusa al exvicepresidente de querer «sacar conejos de la chistera»


madrid / la voz

El candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dejó claro ayer que no comparte las presiones que está recibiendo el presidente del Gobierno por parte de CiU y del PP para que las elecciones se celebren antes del 20 de noviembre. Al menos en esto, Rubalcaba está de acuerdo con Zapatero y considera que la fecha escogida por el jefe del Ejecutivo es la adecuada. El candidato tampoco quiso asumir las tesis de algunos líderes socialistas, como José Bono o el extremeño Guillermo Fernández Vara, que apuestan por un acuerdo entre el PSOE y el PP e incluso un Gobierno de coalición contra la crisis. El ex vicepresidente del Ejecutivo redujo el alcance de esas propuestas al nivel de «sugerencias» de estos líderes que se circunscriben al ámbito de las «opiniones personales» que, dijo, respeta «y punto».

En el campo de la economía, Rubalcaba instó a los sindicatos y a los empresarios a sentarse a negociar con «carácter urgente» para pactar una nueva «política de rentas» que incluya una moderación de salarios y también de beneficios «al servicio de la competitividad y de la creación de empleo». Aseguró además que planteará esta propuesta al Gobierno porque, a su juicio, el actual es un «un momento idóneo» para revisar el Acuerdo Interconfederal sobre Negociación Colectiva para los años 2010-2012.

Reducir salarios y beneficios

«El acuerdo vigente se hizo en circunstancias muy distintas», aseguró el candidato socialista, que añadió que desde entonces «han cambiado mucho las cosas, y han cambiado drásticamente». «No se trata de ganar más, se trata de que salarios y beneficios se moderen al servicio de la creación de empleo, al servicio de la competitividad», insistió el cabeza de lista del PSOE.

Rubalcaba rechazó, sin embargo, comentar las últimas propuestas del líder del PP, Mariano Rajoy, como la de rebajar en cinco puntos el impuesto de sociedades y la tributación de las pymes. Afirmó que solo comentará lo que diga el líder de la oposición «cuando las cosas pasen a ser serias y dejen de ser enlatados veraniegos». Se refería así a una entrevista concedida por Rajoy a una agencia y de la que en los últimos días se han ido difundiendo diferentes extractos. El candidato socialista ironizó asegurando que en ese «congelado que sacan del armario» el candidato del PP sale siempre «con la misma cara, con el mismo traje y con la misma bandera». «Ya conozco la técnica veraniega de los enlatados», concluyó Rubalcaba.

«Desviar la atención»

Los populares sí contestaron sin embargo al aspirante socialista. «Es otro conejo de la chistera», dijo el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, sobre la propuesta de un gran pacto para reducir salarios y beneficios, que no dudó en calificar de evanescente. Afirmó que la modernización de las relaciones laborales es algo que debe hacerse «desde la negociación colectiva» y recordó que esta debe pasar aún por el Parlamento como proyecto de ley. Montoro aseguró que lo que pretende Rubalcaba con esta propuesta de reabrir el diálogo entre sindicatos y empresarios es «desviar la atención» y tratar de evitar un debate sobre la reforma de los convenios que fue aprobada por decreto por el Gobierno el pasado 10 de junio. «Rubalcaba no quiere hablar de la reforma, pero sí quiere volver al diálogo, cuando sería más fácil hacerlo desde la actualización de las relaciones laborales», insistió el portavoz económico del PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Rubalcaba rechaza adelantar las elecciones para antes del 20-N