Rubalcaba rechaza adelantar las elecciones para antes del 20-N

Gonzalo Bareño Canosa
gonzalo bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El PP acusa al exvicepresidente de querer «sacar conejos de la chistera»

09 ago 2011 . Actualizado a las 12:34 h.

El candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dejó claro ayer que no comparte las presiones que está recibiendo el presidente del Gobierno por parte de CiU y del PP para que las elecciones se celebren antes del 20 de noviembre. Al menos en esto, Rubalcaba está de acuerdo con Zapatero y considera que la fecha escogida por el jefe del Ejecutivo es la adecuada. El candidato tampoco quiso asumir las tesis de algunos líderes socialistas, como José Bono o el extremeño Guillermo Fernández Vara, que apuestan por un acuerdo entre el PSOE y el PP e incluso un Gobierno de coalición contra la crisis. El ex vicepresidente del Ejecutivo redujo el alcance de esas propuestas al nivel de «sugerencias» de estos líderes que se circunscriben al ámbito de las «opiniones personales» que, dijo, respeta «y punto».

En el campo de la economía, Rubalcaba instó a los sindicatos y a los empresarios a sentarse a negociar con «carácter urgente» para pactar una nueva «política de rentas» que incluya una moderación de salarios y también de beneficios «al servicio de la competitividad y de la creación de empleo». Aseguró además que planteará esta propuesta al Gobierno porque, a su juicio, el actual es un «un momento idóneo» para revisar el Acuerdo Interconfederal sobre Negociación Colectiva para los años 2010-2012.

Reducir salarios y beneficios

«El acuerdo vigente se hizo en circunstancias muy distintas», aseguró el candidato socialista, que añadió que desde entonces «han cambiado mucho las cosas, y han cambiado drásticamente». «No se trata de ganar más, se trata de que salarios y beneficios se moderen al servicio de la creación de empleo, al servicio de la competitividad», insistió el cabeza de lista del PSOE.