Tomás Gómez replica a Rubalcaba que el líder del PSOE es Zapatero

Gonzalo Bareño Canosa
gonzalo bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Bono dice que dudar sobre el liderazgo es como preguntarse quién es el papa

02 ago 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

«El líder del PSOE soy yo». La frase pronunciada el pasado domingo por el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, centró ayer el debate político interno en el partido. La mayoría de los dirigentes que se pronunciaron se mostraron de acuerdo con lo dicho por Rubalcaba, pero ese alarde de un liderazgo que no le ha sido entregado formalmente por Zapatero, que ostenta todavía la secretaría general del PSOE y no ha dicho que piense renunciar al cargo, no ha sentado nada bien entre los menos próximos al exvicepresidente del Ejecutivo.

En ese grupo de socialistas que menos simpatizan con Rubalcaba se encuentra el secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, que ayer aseguró que «el líder del PSOE es el secretario general del partido». «El secretario general hoy es Zapatero hasta que se celebre el próximo congreso ordinario, que tendrá lugar después de las elecciones», ratificó. El exministro de Interior fue uno de los socialistas que más se implicó en el intento de sustituir a Gómez como candidato en Madrid por la ahora responsable de Exteriores, Trinidad Jiménez.

Rubalcaba recibió, sin embargo, el respaldo sin fisuras de otros líderes socialistas. El presidente del Congreso, José Bono, aseguró que extrañarse de que Rubalcaba es «ahora el jefe» del PSOE es como que «alguien dudara de que Benedicto XVI es el papa y dijera: ¿y Juan Pablo II?», en referencia al fallecido pontífice. «El papa es Benedicto XVI. Ahora, el jefe es Rubalcaba, porque es nuestro candidato, quien queremos que sea el presidente del Gobierno, el que manda en los ámbitos partidarios», remachó Bono.