Tomás Gómez replica a Rubalcaba que el líder del PSOE es Zapatero

Bono dice que dudar sobre el liderazgo es como preguntarse quién es el papa


madrid / la voz

«El líder del PSOE soy yo». La frase pronunciada el pasado domingo por el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, centró ayer el debate político interno en el partido. La mayoría de los dirigentes que se pronunciaron se mostraron de acuerdo con lo dicho por Rubalcaba, pero ese alarde de un liderazgo que no le ha sido entregado formalmente por Zapatero, que ostenta todavía la secretaría general del PSOE y no ha dicho que piense renunciar al cargo, no ha sentado nada bien entre los menos próximos al exvicepresidente del Ejecutivo.

En ese grupo de socialistas que menos simpatizan con Rubalcaba se encuentra el secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, que ayer aseguró que «el líder del PSOE es el secretario general del partido». «El secretario general hoy es Zapatero hasta que se celebre el próximo congreso ordinario, que tendrá lugar después de las elecciones», ratificó. El exministro de Interior fue uno de los socialistas que más se implicó en el intento de sustituir a Gómez como candidato en Madrid por la ahora responsable de Exteriores, Trinidad Jiménez.

Rubalcaba recibió, sin embargo, el respaldo sin fisuras de otros líderes socialistas. El presidente del Congreso, José Bono, aseguró que extrañarse de que Rubalcaba es «ahora el jefe» del PSOE es como que «alguien dudara de que Benedicto XVI es el papa y dijera: ¿y Juan Pablo II?», en referencia al fallecido pontífice. «El papa es Benedicto XVI. Ahora, el jefe es Rubalcaba, porque es nuestro candidato, quien queremos que sea el presidente del Gobierno, el que manda en los ámbitos partidarios», remachó Bono.

También el ministro de Industria y Comercio, Miguel Sebastián, fue contundente y claro al terciar en este debate: «Estamos detrás de Rubalcaba», zanjó.

Tenemos un nuevo líder

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, fue aún más explícito y aseguró que «desde el día 9 de julio tenemos un nuevo líder y todo el PSOE andaluz está a sus órdenes y a su proyecto». «Es nuestro candidato y la persona que hemos elegido para que nos represente», dijo, al tiempo que consideró innecesario que se convoque un congreso del PSOE para entregar el liderazgo al candidato.

El PSOE lo ve compatible

Desde el entorno de Rubalcaba se intentó rebajar ayer el tono de la polémica. El vicecoordinador del comité electoral del PSOE, Antonio Hernando, dijo que es «perfectamente compatible» que Rubalcaba asuma el liderazgo del partido con que Zapatero siga siendo secretario general. Aseguró que en este momento el liderazgo lo ejerce Rubalcaba porque ha sido la persona elegida por el partido para desempeñar la función «más importante». Hernando comparó la situación actual del PSOE con la que vivió el PP cuando Rajoy fue designado candidato sin ostentar la presidencia del partido.

El dirigente del PP Esteban González Pons aprovechó el debate sobre el liderazgo del PSOE para tratar de poner en aprietos a Rubalcaba asegurando que «los líderes no necesitan decir que lo son para serlo». «Alguien que es capaz de llegar a líder de su partido sin que nadie lo vote y por la mera autoproclamación, es capaz de ser presidente del Gobierno de España haciendo cosas parecidas», añadió el portavoz del PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Tomás Gómez replica a Rubalcaba que el líder del PSOE es Zapatero