El detenido por el tiroteo de Almería había denunciado a un familiar de sus víctimas

El guardia civil que mató a su examante en Madrid falleció ayer en el hospital a causa del disparo que se autoinfligido

efe

El hombre detenido -J. A. Z.G., de 40 años- por el tiroteo registrado en la noche del pasado martes en Palomares, una pedanía del municipio almeriense de Cuevas del Almanzora, en el que murieron tres miembros de una familia de etnia gitana, había presentado una denuncia por agresión contra un miembro del clan, según informó ayer el subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés Heras, quien indicó que existía también una denuncia previa del 2008 por robo de maquinaria de construcción, «pero -matizó- no hay indicios de que se pueda relacionar con los hechos, ya que los autores de esos delitos no fueron identificados». Heras explicó que sobre las nueve de la noche se produjo una riña que terminó con disparos que acabaron con la vida de tres personas de etnia gitana (el joven C.S.S., de 25 años; su padre, J.S.T., de 46; y su madre, F. C. S. F., de 42). Al parecer, J. A. Z. G. resultó agredido en el transcurso de la reyerta, fue a buscar la escopeta y disparó contra sus víctimas.

En ese contexto, señaló el subdelegado de Gobierno, el agresor también sufrió heridas por lo que fue ingresado en el hospital, custodiado por la Guardia Civil. A última hora de la tarde de ayer recibió el alta médica y fue trasladado a dependencias del instituto armado, a la espera de que prestase declaración. Además, se mantiene el dispositivo de seguridad que protege a la familia del autor de los disparos, que se inició el mismo martes tras los homicidios y que es «necesario y oportuno», aunque hay un clima de tranquilidad y «no ha habido ningún tipo de incidentes», dijo Heras.

Suceso en el gimnasio

El sargento de la Guardia Civil Ángel Luis J. T., de 45 años, que el pasado martes mató a tiros a su exnovio en un gimnasio de la cadena Holiday Gym de Madrid situado en el distrito de Chamartín, murió ayer en el hospital Gregorio Marañón, adonde llegó en estado muy grave tras intentar suicidarse de un disparo en la cabeza, después de quitarle la vida a Marcos H. H.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El detenido por el tiroteo de Almería había denunciado a un familiar de sus víctimas