ETA quería que Zulueta liderara la «red de inteligencia» que fijara objetivos

Sus funciones serían las de captar nuevos militantes y recabar informaciones sobre objetivos.


ETA advirtió en 2009 de la necesidad de crear una estructura denominada Amarauna (tela de araña) que fuera como una «red de inteligencia» que se encargara de captar nuevos militantes y recabar informaciones sobre objetivos, y consideró que la abogada Arantza Zulueta era la persona indicada para coordinarla.

Uno de los objetivos que se fijó la banda terrorista para atentar era la Audiencia Nacional, según consta en el auto con el que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska la ha enviado hoy a prisión provisional, en el que detalla que la organización solicitó a Zulueta informaciones sobre este tribunal.

Por ello, el magistrado comunica su resolución a la Comisaría de la Audiencia Nacional «a los efectos que procedan relativos a las normas de seguridad».

Marlaska explica que esa petición de ETA figura en un archivo informático incautado en el domicilio de la letrada tras ser detenida en abril de 2010 en una operación desarrollada contra el colectivo de abogados que ejercían de enlaces entre la banda y sus presos, Halboka, que coordinaba Zulueta, que estaba en libertad bajo fianza de 60.000 euros desde el pasado 2 de diciembre.

En concreto, detalla el auto, Zulueta tenía en su poder una «documentación orgánica» en la que ETA le pedía «la elaboración de informaciones para llevar a cabo una supuesta acción terrorista, mediante el empleo de artefacto explosivo», unos datos que, para el juez, «razonablemente, sólo puede conocer una persona que conozca el edificio, cual es su caso».

El magistrado ha decretado su ingreso en prisión provisional por un delito de pertenencia a organización terrorista, «sin perjuicio de que del resultado de las diligencias puedan imputarse otros de la misma naturaleza, como el de tenencia y depósito de explosivos y armas al menos a título de cooperadora necesaria», en relación a los planos de los tres zulos localizados en Francia el pasado martes que Zulueta tenía en su despacho.

Asimismo, el auto recoge otra «comunicación orgánica» hallada entre los «más de 120.000 documentos» interceptados en la operación Halboka, en la que ETA hablaba de la necesidad de crear una estructura denominada Amarauna (tela de araña), que se extendería por todos los pueblos del País Vasco.

«Sería una red de inteligencia», sostiene el juez, que agrega que las finalidades fijadas por ETA para esa estructura serían las de captar nuevos militantes, recabar información sobre objetivos, obtener datos sobre empresarios y valorar la situación de la izquierda abertzale y para cuya coordinación, Zulueta «es la persona indicada».

El auto también cita otro documento incautado en un pendrive escondido detrás de un cuadro del despacho de Zulueta en el que se hacía referencia a la ubicación geográfica de «al menos tres zulos», que se corresponden con los localizados el pasado martes en Francia y en los que se hallaron dos subfusiles, 60 kilos de explosivos, cordón detonante y 20.000 dólares.

Según precisa el juez, que reproduce los planos en su auto, estos documentos estaban en euskera y tenían imágenes «realizadas a mano alzada con un programa de edición gráfica».

Para Marlaska, «toda esa ingente cantidad de documentación» confirmarían la integración de Zulueta en ETA, «no sólo en Halboka, sino igualmente en el aparato de extorsión, así como bien en el militar o en el de logística».

«Se infiere necesariamente que su implicación dentro de ETA, incluido el aparato político y militar es de máxima entidad, deviniendo casi accesorio, si puede calificarse de esa manera, su implicación en el antiguo frente de Makos, actualmente Halboka», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

ETA quería que Zulueta liderara la «red de inteligencia» que fijara objetivos