PSOE y PP se unen para permitir que los expresidentes ingresen dinero público y privadoUn micrófono abierto capta un «estoy hasta los huevos» de Bono

Madrid / efeMadrid / efe

ESPAÑA

13 jul 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

El Congreso no impedirá, gracias a los votos del PP y del PSOE, que los expresidentes del Gobierno puedan compatibilizar sus asignaciones públicas con otros ingresos procedentes de la empresa privada. La Cámara tampoco aceptó, como incluía la proposición de ley de ERC, limitar su pensión, ahora vitalicia, a un período equivalente a la mitad del tiempo que han ejercido su cargo.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, señaló que esta iniciativa trataba de combatir la pérdida de credibilidad de la clase política. Señaló que su propuesta no cuestionaba en ningún caso que un expresidente tenga derecho a una asignación, pero lo que, a su juicio, no es razonable que puedan percibir remuneraciones de compañías privadas.

Puso los ejemplos de Felipe González, que como consejero de Gas Natural tiene un sueldo de 126.000 euros anuales, y de José María Aznar, asesor de Endesa cona 171.000 euros al año.