Zapatero y Rajoy prometen ante Clinton continuar las reformas

La secretaria de Estado pide que el coste político no detenga los cambios


madrid / colpisa

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, transmitió ayer al Gobierno, durante su visita relámpago a España, la necesidad de completar el paquete de reformas económicas que tiene en marcha pese a que las medidas tendrán un «coste» político para el gobernante que las plantea, en este caso Rodríguez Zapatero. Clinton aseguró que se trata de «importantes desafíos» para luchar contra el desempleo, reestructurar el sistema financiero y mejorar la competitividad de la economía nacional que tienen contestación social, pero se mostró convencida de que con «tiempo y paciencia» se verán sus efectos y España recuperará la senda del crecimiento.

Por espacio de seis horas, la apretada agenda de Clinton la llevó primero a reunirse con la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, después con el presidente del Gobierno, posteriormente con el rey y finalmente con el presidente del PP, Mariano Rajoy, antes de regresar a Washington.

En todos estos encuentros, la situación económica planeó sobre las conversaciones y Clinton trasladó a sus interlocutores la necesidad de seguir con las reformas para salir de la crisis y asentar un nuevo modelo económico. «Comprendemos lo difíciles que son esos pasos y sabemos que España todavía encara importantes desafíos al tratar de consolidar sus finanzas, reducir el desempleo y sobrellevar el legado de la crisis económica global», comentó, antes de dejar claro que los gobernantes no se pueden arredrar por las dificultades políticas. «Comprendemos perfectamente -dijo-que lograr estos cambios lleva tiempo y paciencia y es importante lograrlos hasta el final».

En su encuentro de hora y media con Rodríguez Zapatero en el palacio de la Moncloa, el presidente del Gobierno describió a la secretaria de Estado los esfuerzos que la Unión Europea realiza para asegurar la estabilidad del euro y mejorar su gobernanza económica, algo, dijo, que beneficia a España. También trataron, según fuentes gubernamentales, asuntos de la agenda internacional, como la situación en el norte de África, en Oriente Medio y la misión de Afganistán.

«Reformas sustanciales»

Posteriormente, Clinton se trasladó al palacio de la Zarzuela, donde fue recibido por el rey. Pasadas las 13 horas, prosiguió su maratón y regresó a la Embajada de su país en Madrid, donde, acompañada por el representante de la legación, Alan Salomont, se reunió con Mariano Rajoy por espacio de 35 minutos. De nuevo, la situación económica acaparó la conversación. El presidente del PP defendió ante Clinton la necesidad de hacer «reformas sustanciales» para crecer y crear empleo, y para ello es «fundamental» controlar el déficit y apoyar a los emprendedores, que son los que dinamizan el mercado laboral, aseguró Rajoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Zapatero y Rajoy prometen ante Clinton continuar las reformas