El PSOE sugiere al PNV un fallo a favor de Bildu en el Constitucional

Ramón gorriarán MADRID / COLPISA

ESPAÑA

El PP ataca a los socialistas por dejar entrever que controlan el tribunal

05 may 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

El PNV tiene la impresión, tras hablar con el Gobierno y el PSOE, de que el Tribunal Constitucional revocará la sentencia del Supremo contraria a la presencia de Bildu en las elecciones del día 22. El portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, Josu Erkoreka, reiteró la amenaza de romper toda colaboración con el Ejecutivo si no se permite a la coalición participar en los comicios, pero admitió que puede ser «salvado por la campana» del tribunal. En similares términos se expresaron algunos diputados del PNV tras conversar con sus homólogos socialistas.

Garantías no hay, pero señales que apuntan a que el Constitucional dará luz verde a Bildu, sí. Al menos está es la impresión que tienen los nacionalistas después de las conversaciones de su presidente, Íñigo Urkullu, con el presidente del Gobierno y con el vicepresidente primero, y de Erkoreka con el presidente del Congreso y el portavoz socialista, José Antonio Alonso. El último contacto fue el del portavoz parlamentario del PNV con José Bono para «tratar de calmar las aguas», al menos hasta que el Constitucional resuelva, según explicaron diputados socialistas, y que la escalada verbal no vaya a más.

Antidemocrático

El diputado nacionalista trasladó a Bono el malestar de su grupo porque la exclusión de Bildu conduciría a una polarización del voto entre su partido, PSE y PP que sería «antidemocrático». Esa situación haría imposible la colaboración con los socialistas e implicaría dejar solo al Gobierno en asuntos tan delicados como la aprobación de los Presupuestos para el 2012. Un trámite en el que el apoyo de los nacionalistas vascos es vital porque el PSOE no tiene otros respaldos, una vez descartado el de CiU y el de los grupos de izquierda.

Bono no quiso decir nada de su conversación con el portavoz del PNV y ya que su despacho es conocido como «el confesionario» no podía decir nada, ya que «el sacerdote» está obligado por el secreto de confesión. Fuentes nacionalistas, no obstante, comentaron que Bono tranquilizó a Erkoreka, y aunque no precisaron en qué términos, apuntaron que había elementos para pensar que el Constitucional puede revisar la sentencia del Supremo.

«Tribunales, tribunales»

El Gobierno y el PSOE, entretanto, mantuvieron en público el discurso de dejar que los jueces hagan su trabajo sin presiones. La portavoz del comité electoral del partido gubernamental, Elena Valenciano, señaló que la única postura en el caso de Bildu es «tribunales, tribunales, tribunales». Fuentes socialistas insistieron, no obstante, en que tienen «el pálpito» de que habrá «una noticia agradable» del Constitucional, en palabras del secretario general del grupo parlamentario, Eduardo Madina. Para que esa noticia sea positiva solo cabe que deje sin efecto la sentencia del Supremo.

No pasaron desapercibidos estos movimientos y contactos para el PP, y su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, señaló desde Córdoba que hay «destacados miembros» del PSOE que en los últimos días dan a entender que «tienen algún tipo de control sobre lo que vaya a decir el Constitucional». El Gobierno, avisó, no tiene control sobre ningún órgano judicial ni sobre el tribunal que vigila el cumplimiento de la Carta Magna, y decir lo contrario «es perjudicial para el prestigio del tribunal, del Gobierno y para el interés de todos».