La última prueba al relé del avión de Spanair confirma un fallo intermitente

Este posible fallo intermitente del relé coincide con el primer informe realizado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil.


La tercera y última prueba realizada la semana pasada al relé R2-5 del avión de Spanair accidentado el 20 de agosto de 2008 en Barajas (Madrid), y en el que murieron 154 personas, ha confirmado que presentaba un fallo intermitente, según han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

El nuevo examen al relé -dispositivo que suministra electricidad al calefactor de la sonda de temperatura de la aeronave- fue solicitado al juez de instrucción número 11 de Madrid, Javier Pérez, por la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 y en las mismas condiciones que tenía el día del accidente.

Este posible fallo intermitente del relé coincide con el primer informe realizado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), en agosto de 2009, según las mismas fuentes.

En dicho informe, el relé respondía a temperatura ambiente y su bobina se activaba al aplicarle tensión, pero se desactivaba al disminuir la misma y, sin embargo, se detectó un «comportamiento anómalo» del relé con la bobina activada.

La tercera prueba del relé se ha llevado acabo entre el martes y el miércoles pasado en el Instituto Nacional de Tecnología (INTA), en presencia del juez y de peritos de las partes personadas en la causa en la que de momento continúan como imputados dos técnicos de mantenimiento de Spanair.

El portavoz de la Asociación Sindical de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico (ASETMA), Antonio Lora, ha señalado a Efe que lo importante «es analizar las verdaderas causas del accidente para evitar nuevas tragedias» y dejar de buscar «responsabilidades individuales» que solo «están respaldadas por grupos interesados».

Lora ha destacado, además, que se sigue volando con las mismas condiciones técnicas que cuando el avión MD-82 de Spanair se estrelló al intentar despegar del aeropuerto de Madrid-Barajas con destino a Las Palmas de Gran Canaria.

Ha recordado que el Ministerio de Fomento habló entonces de hacer efectivo un duplicado del sistema de advertencia de configuración inadecuada para el despegue (TOWS) o que tuviera un aviso de auto-fallo pero, de momento, «no se ha considerado esencial», ha dicho Lora.

Por otra parte, una delegación de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, encabezada por su presidenta, Pilar Vera, asistirá los próximos días 28 y 29 en Washington (Estados Unidos) a la Conferencia Anual de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NSTB) norteamericana, en la que se reúnen familiares de víctimas de accidentes aéreos y agencias de investigación, de seguridad y de emergencias.

Este año se hablará de la denominada guía o Circular 285 de la Organización Mundial de Aviación Civil (OACI), que cumple diez años y que recoge el tratamiento que se debe dar a las personas afectadas por una catástrofe del transporte.

Fuentes de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 han afirmado que han solicitado al Ministerio de Fomento que España participe en el Grupo de Trabajo de dicha circular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La última prueba al relé del avión de Spanair confirma un fallo intermitente