Un agujero mucho mayor del previsto que asfixia las finanzas catalanas


Cuando Artur Mas llegó a la Generalitat miró debajo de las alfombras y se encontró un agujero mucho mayor del previsto. Cataluña cerrará el año con un déficit del 3,6% del PIB frente al 3,1% que admitía el tripartito, que ya incumplía manifiestamente el objetivo del 2,4%. Hablando en plata, 7.800 millones de euros. Zapatero ha mirado hacia otro lado para no perjudicar al PSC y ahora se ha puesto de manifiesto la inquietante realidad de las cuentas catalanas, en un momento en el que las finanzas de las autonomías están siendo miradas con lupa por los mercados. De tal calibre que un político tan ponderado como Duran ya habla de la posibilidad de que Cataluña caiga, aunque lo haga más que nada en tono de advertencia.

Montilla acudió al final de su mandato a la emisión de bonos patrióticos para obtener financiación a la desesperada y poder pagar a los funcionarios. Pero ahora el Gobierno ha anunciado que Mas no podrá hacer lo mismo, al tiempo que Zapatero avisaba a las comunidades manirrotas de que no dudará en actuar si no hacen sus deberes. El prestigioso consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, calcula que solo hay dinero para dos meses, lo que significa que si no hay nuevas inyecciones financieras no podría pagarse a los médicos, los maestros y los mossos, lo que provocaría un caos insostenible. Desde hace meses, Cataluña tiene problemas para pagar su factura farmacéutica.

Ante esta situación que pinta dramática, Mas reclama 1.000 millones a Madrid y que le dejen emitir deuda y advierte de las consecuencias negativas si no lo hace. «Cataluña no puede asumir un rol basado simplemente en encajar golpes», señaló ayer. Recién llegado al poder, está en buena disposición de pedir porque no es el responsable del desastre financiero. Tiene el viento a favor, porque en Cataluña ha sentado muy mal lo que se denomina ofensiva recentralizadora del PSOE y del PP. La gravísima situación económica juega en su contra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un agujero mucho mayor del previsto que asfixia las finanzas catalanas