El PP acusa al Ejecutivo de hacer una defensa a la carta de los derechos humanos


madrid/efe.

El portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, censuró ayer al Gobierno por practicar una defensa «selectiva y a la carta» de los derechos humanos, en función de en qué país se violan, de los intereses electoralistas y del «oportunismo político».

De Arístegui hizo esta acusación a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en la sesión de control en el Congreso tras preguntarle si ha renunciado a la defensa de los derechos humanos como principio, tras lo ocurrido en el Sáhara Occidental. Para De Arístegui, el Ejecutivo socialista ha renunciado a defender las libertades en países como Venezuela, Cuba, Nicaragua o Irán, así como en el Sáhara Occidental. «Desde hace seis años y medio, lejos de aquellas defensas que el PSOE hacía desde la oposición, el Gobierno nos ha dado una muestra de hacer una defensa de los derechos humanos a la carta, en función del sitio, de quiénes los violan, de sus intereses electoralistas y del oportunismo político», manifestó.

La ministra rechazó los argumentos del diputado popular y garantizó que la protección de los derechos humanos «sigue siendo una prioridad» para el Gobierno, mientras el PP se limita a hacer «demagogia». También recordó que la relación bilateral con países como Cuba, China o Colombia incluye el diálogo sobre derechos humanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El PP acusa al Ejecutivo de hacer una defensa a la carta de los derechos humanos