Sánchez Camacho, Basagoiti y Feijoo piden más autonomía para sus comunidades


BARCELONA/agenCias.

Una nueva imagen del PP en Cataluña. Ese es el cuadro que ayer escenificaron en el Saló del Tinell, en Barcelona, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; el líder de los populares en el País Vasco, Antonio Basagoiti, y la candidata del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho. En ese contexto, el mismo en el que en el 2003 los líderes del PSC, ERC e ICV-EUiA excluyeron al PP del tripartito catalán, rubricaron ayer el Compromiso de Barcelona, un acuerdo «por la defensa de las lenguas, la libertad y la historia propia y la común», como explicó la líder del PPC.

Fue en ese contexto y mostrando una política más suave con Cataluña de la que el PP había puesto de manifiesto en otras intervenciones hechas con anterioridad, donde hicieron pública la petición de más autonomía para las comunidades históricas, pero en el marco de la Constitución. El encargado de dar el mensaje fue el presidente del Ejecutivo gallego. En su intervención se marcó el reto de que estas tres comunidades «lideren el autogobierno». Y puso a Basagoiti como prueba de que puede gobernarse sin nacionalismos en el País Vasco.

El líder popular vasco aprovechó también para recordar que «Patxi López renegaba de llegar a un acuerdo con el PP como ahora reniega Montilla» y luego acabó llegando a un acuerdo con su partido. También dijo que la táctica de todos contra el PP que comenzó a romperse con la victoria de Feijoo en Galicia y con su resultado en el País Vasco se acabó ayer definitivamente.

La presencia de los líderes del PP en Galicia y el País Vasco puede interpretarse también como parte de la estrategia de cambio que los populares tratan de inculcar a la opinión pública catalana.

Giro

«Las tres nacionalidades históricas -comentó el presidente de la Xunta- tienen algo en común. Hemos logrado en el 2009 iniciar un cambio en el País Vasco y en Galicia y vamos a conseguir en el 2010 iniciar un cambio en Cataluña». Porque, como proclamó, «la Generalitat no puede ser una caja vacía de dinero y llena de facturas. Acabaron los tiempos del champán y las rosas».

Y no faltó el guiño a la reivindicación del bilingüismo en Cataluña. «Como me siga hablando catalán, le voy a hablar exclusivamente gallego», lanzó Alberto Núñez Feijoo a Alicia Sánchez Camacho en medio del mitin.

Porque los tres dirigentes defendieron a ultranza la compatibilidad de sentirse español y catalán, español y vasco, y español y gallego. Aunque, como dijo Feijoo recurriendo otra vez al humor, el fútbol es otra historia. «Un gallego nunca está en contra de Cataluña salvo cuando el Deportivo juega contra el Barça», explicó.

Para la candidata catalana, las lenguas son, tal y como explicó, «instrumentos de riqueza común de vascos, catalanes y españoles». Y aprovechó para lanzar un claro mensaje antinacionalista. Indicó que el de ayer es un día para la historia porque «aunque muchos hablan fuera de exclusión y sobre el nacionalismo», los tres líderes defienden la «España de la libertad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Sánchez Camacho, Basagoiti y Feijoo piden más autonomía para sus comunidades