«Algunos inmigrantes insultan nuestros valores y violan las reglas»

Defiende su propuesta de que los extranjeros se comprometan a marcharse si se quedan sin empleo durante un tiempo y descarta pactar con una CiU soberanista


madrid/la voz.

La candidata del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha sido la gran protagonista del arranque de la campaña de las elecciones del 28-N con sus propuestas sobre inmigración y su promesa de dar una paga extra anual de 240 euros a los jubilados catalanes.

-¿Qué propone concretamente el PP catalán en materia de inmigración?

-El PP catalán presenta el contrato de integración que formuló Mariano Rajoy en las elecciones del 2008. Apostamos por una inmigración legal y ordenada, que tenga en cuenta la capacidad de integración. Por eso, planteamos que el inmigrante que quiera venir de forma legal asuma una serie de compromisos formales en cuanto a integración, a nuestras leyes y valores, aprendizaje de nuestras lenguas oficiales, y, en materia laboral, que se comprometa a regresar a su país si transcurre un tiempo en desempleo. No se trata de expulsar a un trabajador extranjero porque se quede en paro, sino de plantearse un tiempo máximo en el que pueda estar viviendo de los subsidios no contributivos.

-Sus adversarios, empezando por Montilla, los han acusado de xenófobos. Incluso su dirigente en Badalona, Xavier García Albiol, ha sido denunciado por SOS Racismo. ¿Qué les diría a quienes la acusan?

-Hay una realidad que es que hay problemas graves de convivencia en algunos barrios. Esa realidad es la que está denunciando el PP. Si no se actúa ahora sobre esos problemas, mañana los conflictos pueden ser mayores. Estos problemas los generan unos pocos que no respetan las más elementales normas de convivencia de nuestra sociedad, que en algunos casos insultan nuestros valores y violan nuestras reglas democráticas y encima se aprovechan de nuestro sistema de garantías y servicios. El mensaje para esta gente debe ser claro: no lo toleraremos. Deben integrarse en nuestra sociedad, deben cumplir con nuestras leyes. Es una exigencia democrática. Esto es un problema real que existe y que se debe resolver.

-¿Qué importancia tienen estas elecciones autonómicas para Cataluña, España y para el PP?

-En estas elecciones decidimos si queremos seguir por la vía del conflicto permanente con el resto de España, si queremos seguir con propuestas que nos enfrentan, como el derecho a decidir, la independencia o el concierto fiscal o si queremos centrarnos en salir de la crisis, crear empleo, sanear las cuentas públicas y mejorar nuestros servicios y nuestra seguridad. Si decidimos dar la espalda a los problemas y dejarlos en un segundo plano o centrarnos en resolverlos y colocarlos como nuestra prioridad. Estos problemas no los resolverán los que los han creado [el tripartito], pero por desgracia tampoco CiU, en su deriva independentista. Únicamente el Partido Popular de Cataluña garantiza mantener el Gobierno al margen de operaciones y utopías nacionalistas que nos enfrentan con el resto de España.

-¿Cuál es su balance de estos años de tripartito, en especial de los cuatro últimos con Montilla al frente?

-El tripartito ha sido un gran fracaso, y su final, una agonía. El tripartito nos deja una Cataluña endeudada, asolada, con casi 670.000 parados y una tasa de desempleo en el 17,41%, muy lejos de nuestros referentes europeos y mucho peor que países como Grecia, Irlanda o Portugal. Cataluña ha dejado de ser la locomotora de España y nuestro liderazgo entre las regiones más dinámicas de Europa se ha desvanecido.

-¿Estarían dispuestos a pactar con CiU si necesitara sus votos para que Artur Mas fuera presidente? ¿Le darían un respaldo en toda la legislatura o solo puntual?

-Antes de hablar de pactos, deben hablar los ciudadanos. Lo contrario me parece una falta de respeto. Con los planteamientos que está realizando CiU sobre independencia, derecho a decidir, sanciones lingüísticas, no hay ninguna posibilidad. Si alguien quiere algo de nosotros tendrá que poner la crisis y a los catalanes por delante de todo y olvidarse de quimeras independentistas.

-¿Puede apoyar el PP a una CiU que cada vez asume postulados más soberanistas y a un Artur Mas que dice que votaría sí a la independencia?

-Evidentemente, no. Si alguien quiere hablar con nosotros, hay una línea roja que no se puede traspasar, la del respeto a nuestro marco constitucional.

-¿Cree lo que ha dicho Montilla, que en ningún caso reeditaría el tripartito?

-Montilla ya afirmó lo mismo hace cuatro años y acabó reeditando el tripartito. Le aseguro que si el tripartito suma para formar Gobierno, lo reeditarán.

-¿Cuál sería un buen resultado para el PP?

-No me gusta hacer pronósticos, pero estoy convencida de que vamos a obtener un muy buen resultado y que vamos a mejorar nuestros resultados anteriores.

-¿Cree que Mas formaría un nuevo tripartito con ERC y el partido de Laporta si le salieran las cuentas?

-Artur Mas y CiU han abrazado el independentismo, por lo que lo más probable es que tengamos un bipartito CIU-ERC o un tripartito con Joan Laporta.

-El PSC se está españolizando. ¿Se cree este giro?

-Como se ha demostrado en los últimos siete años, el PSC no solo no ha frenado el independentismo sino que lo ha alentado, lo ha financiado y ha compartido pancarta en una manifestación por la independencia.

?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Algunos inmigrantes insultan nuestros valores y violan las reglas»