El espinoso estreno de la ministra de Asuntos Exteriores


madrid/colpisa.

Una tradición no escrita señala que cada vez que hay un cambio de ministros de Asuntos Exteriores en España o Marruecos, el canciller más veterano visita al recién llegado. El marroquí Taib Fassi-Fihri se desplazó ayer a Madrid para dar la bienvenida a Trinidad Jiménez. La visita, lejos de convertirse en el debut soñado por la jefa de la diplomacia, se tornó, por momentos, en un mal trago. Jiménez, que se convirtió en convidada de piedra, se limitó a mantener el tipo y el guión de las «excelentes relaciones» entre Marruecos y España. Nada de terrenos pantanosos.

Sin embargo, previamente hubo sonrisas en la sesión fotográfica y palabras de reconocimiento mutuo. Los ministros se conocían tras haber coincidido en algún foro internacional cuando Jiménez era secretaria de Estado de Asuntos Exteriores. Ambos siguieron la rueda de prensa sin auriculares de traducción. Jiménez habla francés, y Fassi, español.

Nuevo embajador

Pero lo más relevante fue el gesto del canciller marroquí, que anunció que el embajador de su país en España llegaría a finales de noviembre o en diciembre tras varios meses de vacío en la legación diplomática de Madrid. Lo que no confirmó es la identidad del representante. Se ha especulado con que sería Ahmed Ould Suilem, un antiguo miembro del Frente Polisario, un nombre que no despierta entusiasmos en el Gobierno de Zapatero porque puede provocar suspicacias en las relaciones con los saharauis, que ven una provocación en ese nombramiento. La reunión también sirvió para anunciar una nueva visita de Alfredo Pérez Rubalcaba al país vecino, su primer viaje como vicepresidente primero. En esa visita, que aún no tiene fecha fijada, estará acompañado por Trinidad Jiménez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El espinoso estreno de la ministra de Asuntos Exteriores