Los políticos reaccionan a las críticas de Pérez-Reverte contra Moratinos

El escritor, que arremetió en la red social contra el ex ministro de Exteriores, continúa usando el microblog para congratularse de su éxito: «Si lo llego a saber lo insulto mucho antes».


Si el lunes eran los tuiteros los que se echaron encima del escritor Arturo Pérez-Reverte por críticar sus lágrimas y llamar «mierda» al ex ministro de Exteriores español Miguel Ángel Moratinos, este martes fueron los políticos los que criticaron las palabras del creador del Capitán Alatriste.

La emoción de Moratinos «es un gesto que le honra», dijo la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. «Seis años en un puesto son muchos años y es natural la emoción. Todos nos hemos emocionado en esa despedida», dijo la que hasta la semana pasada fue compañera de Moratinos en el consejo de ministros.

El portavoz parlamentario del gobernante Partido Socialista, José Antonio Alonso, lamentó que «un excelente escritor» como Reverte hiciera esos comentarios. Hay que «defender los argumentos sin recurrir a la grosería y a la mala educación», dijo.

El diputado de Convergència i Unió (CiU), Pere Macias, consideró que las palabras del académico de la lengua son incluso más criticables teniendo en cuenta la «crueldad» de atacar a alguien que muestra una «pequeña debilidad» como la emoción.

Gaspar Llamazares, portavoz parlamentario de IU también se unió a las críticas del escritor: «No me gusta que la sensibilidad se considere negativa o digna de reproche», dijo. «Muy al contrario, consideramos que (la sensibilidad del ex ministro) es un valor añadido para una persona que además es un responsable político. No somos de piedra y creo que no es bueno que lo seamos, mejor que seamos de carne y hueso».

Pérez-Reverte arremetío desde Twitter con el ya ex jefe de la diplomacia española por haber llorado públicamente el día en el que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, remodeló el Ejecutivo y prescindió de él. «Por cierto, que no se me olvide. Vi llorar a Moratinos. Ni para irse tuvo huevos», escribió.

Tras las críticas en tromba de los tuiteros, Pérez-Reverte elevó el tono: «Se es un mierda cuando uno demuestra públicamente que no sabe irse. De ministro o de lo que sea. Moratinos adornó su retirada con un lagrimeo inapropiado. A la política y a los ministerios se va llorado de casa. Luego Moratinos, gimoteando en público, se fue como un perfecto mierda», escribió.

Y el lunes por la noche, mientras se acumulaban en Twitter los comentarios contra él, escribió: «No esperaba este éxito. 2.000 seguidores nuevos en 24 horas, gracias al extinto ministro». «Si lo llego a saber, lo insulto mucho antes», aseguró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos

Los políticos reaccionan a las críticas de Pérez-Reverte contra Moratinos