Un hombre mata a su mujer y a sus dos hijos en Tarragona

El presunto homicida tenía una orden de alejamiento y se sospecha que ha huido a Marruecos.


Metido en la bañera y cubierto de cal y yeso. Así encontró la Policía catalana el cuerpo sin vida de una mujer de 26 años. Los investigadores creen que lo depositó ahí el marido, presunto homicida de su esposa y también de sus dos hijos, de 2 y 6 años, a los que intentó ocultar sepultados tras una pared del piso familiar antes de huir a Marruecos, su país de origen. Los cadáveres llevaban en torno a una semana en el piso que la pareja compartía en el centro de Tarragona y fue el fuerte olor de los restos humanos en avanzado estado de descomposición lo que alertó a los vecinos, que llamaron a los Mossos d'Esquadra. Cuando los agentes y los bomberos se presentaron en el domicilio, el domingo por la noche, descubrieron el macabro crimen en el cuarto de baño.

Instantes después, hallaron a los pequeños. Según todos los indicios se trata de un nuevo caso de violencia machista, el quincuagésimo séptimo de este año.

Todo apunta a que por la forma en que fueron hallados los cuerpos, con heridas de arma blanca y cubiertos por la cal para disimular el hedor, el presunto homicida lo organizó todo para poder tener tiempo de huir a Marruecos, desde donde partió hacia España hace cuatro en busca de una vida mejor. En un primer momento viajó solo y, posteriormente, lo hizo acompañado por la víctima y los dos hijos del matrimonio. Este lunes, al cierre de esta edición, la Policía aún buscaba al hombre, como principal sospechoso del triple asesinato.

Según explicó el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, el hombre tenía una obligación de alejamiento desde otoño del año pasado por haber maltratado a su esposa. La mujer pidió que se le retirara la orden, pero el juez lo negó por temor a que volviera a reincidir, por lo que la prohibición de acercarse seguía vigente.

Aun así, la pareja seguía viviendo bajo el mismo techo desde hacía meses. Fuentes de la Generalitat señalaron que seguían «muy detenidamente» el caso desde la unidad de atención a las víctimas de los Mossos d'Esquadra, pero «a veces la realidad supera cualquier prevención». «Desgraciadamente no hemos podido evitar estas muertes», lamentaron. Los servicios sociales del Ayuntamiento también estaban trabajando con esta familia, puesto que atravesaba por dificultades económicas. El presunto homicida, con antecedentes por otros delitos, está en el paro y al parecer había estado ingresado para recibir tratamiento por problemas psiquiátricos.

Un amigo del supuesto asesino reconoció que tiene un carácter complicado y que la pareja discutía con frecuencia. «Nunca pensábamos que pudiera ocurrir esto», dijo. «Sabíamos que se peleaban y que se volvían a reconciliar y que ella le había echado de casa varias veces», añadió. Según explicaron sus allegados, el hombre estaba «muy agobiado porque no trabajaba y no podía llevar un sueldo a casa desde hacía mucho». «Ella mantenía a la familia», relataron. Mokhter Gattar, amigo del principal sospechoso, añadió que el hombre («conflictivo», según él) siempre les hablaba de su mujer en términos preocupantes. «Algún día tendré que hacer algo con ella», expresó. Una comerciante del barrio definió a la víctima como una persona «muy guapa, educada y muy agradable». «A veces venía con los ojos morados, él quería marcharse a su país y llevarse los hijos y ella no le dejaba porque quería quedarse aquí.

Al parecer discutían mucho», explicó. La última vez que los vecinos escucharon una fuerte disputa fue hace una semana, el lunes por la noche. Desde entonces nadie había visto a la mujer, ni a los hijos, ni al hombre, lo que levantó todas las sospechas.

De confirmarse como un nuevo caso de violencia de género, elevaría a 57 el número de mujeres que han muerto este año a manos de sus parejas. La cifra supera ya las 55 víctimas registradas en el total de 2009, lo que hace temer que este año los datos vuelvan a repuntar.

El alcalde de Tarragona, que encabezó el acto de recuerdo que se celebró junto al consistorio en recuerdo de la madre y sus dos hijos, anunció que el ayuntamiento se presentará como acusación particular en el caso.

Votación
15 votos

Un hombre mata a su mujer y a sus dos hijos en Tarragona