Las elecciones primarias dividen a la dirección socialista y al núcleo de Nueva Vía


madrid/la voz.

Las primarias de Madrid no solo han puesto al descubierto que en una parte del PSOE, y especialmente en las organizaciones regionales, existe una clara desconfianza hacia Zapatero, sino que han dividido a la propia dirección nacional socialista. Incluso después de lo ocurrido en Madrid, el apoyo sin fisuras al jefe del Ejecutivo es casi unánime en la cúpula del PSOE. Pero no así el respaldo a las decisiones de José Blanco. Y mucho menos a los métodos utilizados para tratar de forzar a Tomás Gómez a ceder el paso a Trinidad Jiménez.

Esa fractura se evidenció en la última reunión de la comisión permanente del pasado lunes, inmediatamente después de las elecciones primarias. Allí, hubo un enfrentamiento abierto entre Gómez y dos de los dirigentes más próximos a Blanco, Antonio Hernando y Elena Valenciano. Ambos reprocharon al líder del PSM haber debilitado a Zapatero con su desafío en las primarias. Blanco mantuvo sin embargo una postura conciliadora, pidiendo apoyo para Gómez, pero también para Zapatero.

Ruptura

En caso de que Trinidad Jiménez hubiera ganado, Hernando era el elegido de Blanco y Rubalcaba para controlar la organización socialista en Madrid. Y Valenciano fue la candidata del ministro de Fomento para sucederle como secretaria de Organización, aunque finalmente Zapatero escogió a Leire Pajín.

Esa aparente desconexión y desconfianza entre Pajín y Blanco es parte del problema. La actual número tres del PSOE apoyó a Gómez antes que a Trinidad Jiménez en el proceso previo a las primarias. Pero además de ella, otros destacados miembros de la ejecutiva, como Álvaro Cuesta, José Andrés Torres Mora, Carme Chacón, Miquel Iceta y otros que forman parte de la dirección como Jesús Caldera o Juan Fernando López Aguilar, eran partidarios de que se respetara el deseo de Tomás Gómez de ser candidato en Madrid.

Muchos ven detrás de ese conflicto una división entre los integrantes de la Nueva Vía que encumbró a Zapatero para posicionarse de cara a la sucesión. Blanco y Trinidad Jiménez por un lado, y Caldera, López Aguilar y Torres Mora, por otro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las elecciones primarias dividen a la dirección socialista y al núcleo de Nueva Vía