La victoria de Gómez refuerza la candidatura del PSM y acalla a los críticos


madrid/la voz.

La victoria de Tomás Gómez ha noqueado a Zapatero, pero también ha tenido efectos benéficos para el PSM. En primer lugar, el candidato socialista, que era un desconocido en Madrid, ha salido muy reforzado. El hombre hecho a sí mismo, de orígenes humildes, que transformó Parla y que tuvo la valentía de desafiar a Zapatero y de doblarle el pulso, ha transformado de tal forma su imagen que se ha convertido en un enemigo mucho más peligroso para Esperanza Aguirre, una adversaria de gran envergadura que tiene la aureola de imbatible desde que el tamayazo le salvó los muebles en el 2003. Habrá que esperar a ver qué dicen las próximas encuestas.

Porque lo lógico sería que Gómez no pague los platos rotos de la crisis, como lo harán con toda seguridad los demás barones socialistas. Es probable, por tanto, que no haya fugas de socialistas desencantados con Zapatero. También que una parte de la izquierda que hizo posible la llegada de este a la Moncloa, pero está en pie de guerra por el giro económico de su política, apueste por el líder del PSM, que ha sabido cultivar una imagen de rebelde de izquierdas.

Lo más previsible es que tampoco haya grandes movimientos internos en el seno del PSM, ya que no estaría bien visto que los simanquistas de Socialistas por el Cambio que apostaron por Trinidad Jiménez se lancen ahora contra Gómez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La victoria de Gómez refuerza la candidatura del PSM y acalla a los críticos