Montilla se pone al frente de la manifestación contra la sentencia del Constitucional

El presidente de la Generalitat se reunirá con Zapatero para «rehacer el pacto estatutario y reforzar el pacto constitucional».

Colpisa

Entre la indignación por el recorte, la satisfacción por la derrota del PP y la cautela porque aún no se conoce el contenido completo de la sentencia. Los socialistas catalanes y su primer secretario y president de la Generalitat tienen una mezcla de sensaciones, que, sin embargo, no les ha hecho moderar su discurso respecto al fallo del Constitucional ni su rechazo al contenido del mismo y al proceso que se ha llevado en el tribunal, un proceso que ha «borrado su crédito moral», según José Montilla. Indignación, sí, pero nada de aventuras; acatamiento del fallo, recordó el president.

El día después de que la corte emitiese el fallo sobre el Estatut, Montilla se puso al frente de las movilizaciones que se preparan en Cataluña y anunció que los socialistas encabezarán la manifestación que el próximo 10 de julio se ha convocado en Barcelona para rechazar la sentencia y en defensa del Estatut. La marcha, convocada por la organización Ómnium Cultural, tendrá el lema Somos una nación. Nosotros decidimos y tiene también el apoyo de CiU, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya-Verds.

Aunque de puertas adentro los miembros del PSC reconocen que los recortes aplicados por el Constitucional no son significativos y que de alguna manera se han salvado los muebles, de cara al exterior Montilla ejerce el mando institucional y se propone defender el marco jurídico de autogobierno catalán hasta el último día que ocupe el despacho presidencial. El 'Estatut', dicen los socialistas, es obra suya y entienden que su deber es apoyarlo en la medida de sus posibilidades, pero sin pretender romper ni superar el actual estado de las autonomías, como defienden los nacionalistas. «Hay que rehacer el pacto estatutario y reforzar el pacto constitucional», afirmó este martes Montilla. «No se trata de reformar la Constitución» -añadió- sino de defender la Carta Magna del 78, incluso de la opinión que tienen algunos hoy en día». Para ello, el president anunció que una vez que se conozca la sentencia, es de esperar que la próxima semana, pedirá una reunión al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para abordar la delicada situación.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, explicó en qué consistirá la negociación política que pretende abrir el presidente de la Generalitat con el jefe del Ejecutivo. «Acatamos la sentencia, pero queremos que se cumpla íntegramente el texto que votaron los ciudadanos de Cataluña, queremos el Estatut y todo su desarrollo», afirmó. Así, Iceta añadió que harán política para conseguir desarrollarlo al 100%.

Trabajo conjunto

Si bien en las negociaciones previas, tanto en la redacción del propio Estatut, como en el modelo de financiación, saltaron unas cuantas chispas que perjudicaron las relaciones entre el PSC y el PSOE, en esta ocasión, y más teniendo en cuenta la cercanía de unas elecciones, Iceta no prevé problemas. «Hay que trabajar de forma conjunta para desarrollar los puntos pendientes, como el caso del poder judicial de Cataluña» que el Constitucional ha tumbado, dijo Iceta. «Y hemos encontrado comprensión y voluntad en el PSOE», afirmó.

Algo que su jefe de filas reconoció que echó en falta en ocasiones. «A veces no me he sentido demasiado acompañado», señaló Montilla respecto a sus compañeros de partido en Madrid. El PSC, por tanto, mantiene su confianza en el PSOE, pero a la vez le advierte de que debe ser el garante del desarrollo del Estatut al completo, a pesar de los recortes aplicados por el Constitucional.

En cualquier caso, el tiempo se agota para Montilla, que dispone de escasos tres o cuatro meses antes de que se agote la legislatura. Su intención es cumplir con su mandato hasta el último día, por lo que este martes, una vez más, rechazó un adelanto electoral como pide CiU tras conocerse el fallo del tribunal y descartó también convocar un referéndum sobre el nuevo Estatut rebajado como propusieron el ex president Pasqual Maragall o Iniciativa. A partir de ahora, la hoja de ruta que se ha trazado el 'president' consiste en tratar de lograr una respuesta unitaria lo más amplia posible desde Cataluña. De momento, explicó, lo primero es hacer un análisis sobre la sentencia que la Generalitat ha encargado a un grupo de juristas que se reunieron este martes con Montilla. A continuación, el presidente catalán comparecerá en el 'Parlament', que celebrará una sesión monográfica sobre el Estatut y donde presumiblemente deberían pactar una petición unitaria de las fuerzas catalanistas. Además, Montilla ha anunciado que mantendrá reuniones con los líderes de todas las fuerzas que han dado apoyo al Estatut. La declaración parlamentaria de unidad se antoja posible, pero poco más, por aquello de la tentación electoral.

«Ayer (el lunes) no fue un buen día para la España plural, pero fue peor para la visión monolítica que tiene el PP de España», remató Montilla. «El PP no ha conseguido su propósito de doblegar el Estatut», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Montilla se pone al frente de la manifestación contra la sentencia del Constitucional