Programar el navegador mientras se conduce será una infracción grave y restará tres puntos del carné

La Voz

ESPAÑA

18 may 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Programar el navegador del vehículo mientras se conduce será a partir del día 25 una infracción grave, que llevará acarreada una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carné. Además, ocupar una plaza de discapacitados, hacer que la matrícula del coche sea ilegible o dejar conducir el vehículo a alguien que no ha tenido nunca la licencia (por ejemplo, un padre que enseña a conducir a su hijo) también serán consideradas infracciones graves, aunque no restarán puntos.

Radares

. Se mantiene el margen de error de los radares de control de velocidad, que oscilan entre el 3% y el 10%. Se da cobertura legal a los radares de tramo, que sancionarán a los que sobrepasen una determinada velocidad media en un tramo de varios kilómetros.

Inhibidores.

Aparece en el catálogo de infracciones llevar inhibidores de radar. Esta falta, muy grave, supondrá una multa de 6.000 euros y seis puntos menos en el permiso de conducir. Los responsables de la instalación de estos aparatos serán multados con cuantías que van desde los 3.000 a los 6.000 euros.

Sanciones.

Se iguala el importe en todas las Administraciones, que hasta ahora variaban hasta los 600 euros. Las faltas leves se sancionarán con 100 euros, las graves con 200, y las muy graves con 500, excepto las referidas a límites de velocidad. El conductor podrá pagar la multa con tarjeta de crédito en el momento de la sanción. Las infracciones se notificarán dos veces, en lugar de tres, y el carné solo podrá perderse al agotar los puntos o por decisión judicial. Cuatro infracciones graves o muy graves impedirán realizar gestiones en Tráfico. Bicicletas. Multas de cien euros al que circule sin luminosos por la noche. Destino. El dinero de las multas deberá dedicarse a políticas de seguridad vial, prevención de accidentes y víctimas.