La presidenta argentina, dolida y sorprendida por la sanción al juez


Madrid/efe.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se entrevistó ayer en la embajada de su país en Madrid con el juez Baltasar Garzón, al que mostró su apoyo tras ser suspendido cautelarmente de sus funciones en la Audiencia Nacional. Cristina Fernández dijo que se siente preocupada, sorprendida y dolida por la medida contra Garzón, ya que le parece «una regresión en la concepción de la justicia universal en materia de derechos humanos».

La entrevista con Garzón no significa «inmiscuirse en asuntos internos españoles», señaló la presidenta argentina, que destacó el «rol tan importante» desempeñado por Garzón contra los crímenes ocurridos en su país o en Chile. Puso como ejemplo el del ex militar argentino Adolfo Scilingo, condenado en España a una pena de cárcel de más de mil años por delitos de lesa humanidad y detención ilegal durante la dictadura en su país.

No tenemos que ver solo «la paja en el ojo ajeno» y juzgar solo a «los que están fuera», pero no «a los que cometieron delitos dentro», señaló.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La presidenta argentina, dolida y sorprendida por la sanción al juez