De Juana desaparece de Belfast para evitar ser extraditado

El ex dirigente de ETA se encuentra en paradero desconocido desde el pasado 26 de marzo


Iñaki De Juana Chaos habría huido de Belfast hace un mes para evitar su extradición a España y se encuentra en paradero desconocido desde que el 26 de marzo no se presentó como era su obligación en una comisaría de la capital norirlandesa. El ex dirigente etarra estaba en libertad bajo fianza desde su detención en noviembre del 2008 por una orden europea de arresto dictada por la Audiencia Nacional, que investiga si cometió un delito de enaltecimiento del terrorismo en una carta leída en su nombre al salir de prisión, el 2 de agosto de ese mismo año.

Las condiciones de su puesta en libertad, dictadas por el juez Anthony Burgess, incluyeron el depósito de una fianza de 6.000 euros, la entrega del DNI, la prohibición de salir de Irlanda del Norte, un toque de queda en su domicilio entre las ocho de la tarde y las siete de la mañana y la obligación de comparecer diariamente en la comisaría de Grosvenor Road.

Recurso

El 26 de marzo, los abogados de De Juana presentaron ante el Tribunal Superior un recurso contra la sentencia que había dictado el juez Burgess en favor de su extradición a España. Pero el día anterior no se había presentado y no lo ha hecho desde entonces. La policía de Irlanda del Norte distribuyó en todas las comisarías información sobre el caso e hizo pesquisas para su localización en los lugares en los que ha vivido y en dos cafeterías en las que trabajaba a tiempo parcial antes de su desaparición.

Cuando llegó a Belfast, el ex miembro de ETA vivió en Norfolk Drive, en una de las mejores zonas de Belfast oeste, en la que vive el dirigente del Sinn Féin, Gerry Adams, y otras figuras del partido del IRA. Luego, él y su compañera sentimental se trasladaron a una casa, posiblemente provista por una inmobiliaria relacionada con el Sinn Féin, en la que podían vivir juntos. El inmueble, en una hilera de viviendas adosadas de dos plantas, está cerca de su primera residencia, en Iris Street, en el barrio de Ballymagarry, más modesto que el anterior. La policía acudió a estas dos direcciones, donde no lo encontraron.

Un agente de policía, que arrestó a De Juana y controlaba el cumplimiento de las condiciones de su libertad, decía ayer que huir es una tarea simple cuando alguien está en su situación. No hay controles fronterizos entre la británica Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Una vez en territorio del sur, De Juana no era un hombre buscado y el entorno social en el que se ha movido durante su estancia es el del tronco principal del IRA, que le ha ofrecido protección, aunque no ha querido comprometerse en alardes públicos de solidaridad al mismo tiempo que el Sinn Féin entablaba una larga y tensa negociación para que Londres transfiriese la competencia de policía y justicia al Ejecutivo norirlandés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

De Juana desaparece de Belfast para evitar ser extraditado