Los delitos relacionados con menores, como la pornografía y la corrupción infantil, van en aumento

La Voz

ESPAÑA

21 mar 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

En total, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado contabilizaron el año pasado 1.777.465 denuncias por delitos y faltas, 80.731 menos que en el 2008. Según el Ministerio del Interior, la diferencia sería aún mayor si se excluyeran de la tasa de criminalidad los delitos contra la seguridad vial que entraron en vigor en el 2008 y que han hecho que los delitos de este tipo se hayan incrementado un 163% desde el 2007 y hayan pasado de 18.515 a 48.689 en el 2009. «Estos delitos tienen una fuerte influencia en la estadística, y especialmente en la tasa de criminalidad, que se reduciría a 44,5 infracciones por cada mil habitantes si se excluyeran», manifestaron fuentes del ministerio.

Sin embargo, a pesar de que el balance general es calificado por Interior como positivo, lo cierto es que aunque hay delitos que han sufrido importantes cambios a la baja en la última década, otros, como la pornografía y la corrupción de menores, han aumentado drásticamente. Algunos expertos señalan que esto puede deberse a dos factores: por un lado, a la creación de brigadas o unidades dentro de las fuerzas de seguridad que se dedican a investigar solo este tipo de infracciones, lo cual significa que se están conociendo más, al tiempo que algunos han aumentado porque ahora son más fáciles de cometer.

Nuevas tecnologías

El experto en criminología Santiago Redondo explica que por ejemplo los delitos de pornografía infantil «son facilitados por el acceso a las nuevas tecnologías», ya que alguien a quien le guste este tipo de material tenía más difícil conseguirlo o compartirlo antes de la llegada de Internet. «Una parte de la delincuencia depende de la oportunidad, y en la actualidad hay herramientas que permiten tener esas oportunidades», asegura.