El impulsor del «tamayazo» busca una aclaración con Aguirre

R.?G.

ESPAÑA

La presidenta se niega a recibir al ex parlamentario socialista que propició su acceso al poder en Madrid

19 mar 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

El ex diputado socialista por Madrid Eduardo Tamayo, protagonista del llamado tamayazo que permitió a Esperanza Aguirre convertirse en presidenta de la Comunidad de Madrid, intentó ayer en vano entrevistarse con la gobernante en su despacho oficial. «Me siento vilipendiado», se quejó el tránsfuga en medio de una nube de cámaras de televisión y micrófonos tras saber que Aguirre no iba a recibirlo. Pero «esto no va a quedar así», advirtió amenazante una vez que los servicios de seguridad lo invitaran a que abandonara el edificio.

Tamayo y la entonces también diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid María Teresa Sáez protagonizaron un rocambolesco cambio de bando cuando, tras las elecciones autonómicas de mayo del 2003, no asistieron a la sesión de investidura que iba a colocar al socialista Rafael Simancas en la presidencia de la Comunidad de Madrid. Su ausencia motivó que el candidato del PSOE no reuniera la mayoría suficiente y permitió que Aguirre se hiciera con el cargo con los votos de los diputados del PP.

El tránsfuga dijo ayer que su intención era hablar con la presidenta madrileña de aquel caso que, sostuvo, fue «una gran farsa» y aseguró que «no ha tocado ni un euro» por aquel súbito bandazo que benefició al PP. Insistió en que su gesto y el de su compañera se tienen que inscribir en «la lucha política interna» de los socialistas de Madrid, y no en una compra de voluntades, como mantiene el PSOE.